Canarias creará 38.000 empleos en 2 años y el paro bajará al 17,5%

El BBVA estima que la economía isleña crecerá solo un 1,1% este año y repuntará hasta el 1,8% en 2021. El ‘brexit’, la guerra comercial y el coronavirus podrían lastrar a la baja las previsiones

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ

La economía canaria creará entre este año y el próximo 38.000 puestos de trabajo, según las estimaciones que maneja el Servicio de Estudios del BBVA Research. El aumento del empleo reducirá en cinco puntos la tasa de paro en las islas, hasta rebajarla al 17,5% (frente al 34% que llegó a alcanzar en los años de crisis). Se estima que, a finales de 2021, se alcanzarán los 970.000 ocupados en el archipiélago, una tasa histórica y que supera en un 6% el máximo alcanzado antes de que se desatara la Gran Recesión.

Estos niveles de empleo se lograrán con un crecimiento de la economía canaria del 1,1% en 2020 y del 1,8% en 2021, cuando la economía experimentará un acelerón, apoyada en la recuperación de la economía europea y la superación de problemas específicos. A nivel nacional, la estimación es que la economía crezca un 1,6% este año y un 1,9% el próximo.

Al final del período el producto interior bruto (PIB) de Canarias superará su nivel absoluto pre-crisis en casi 8 puntos, pero el PIB per cápita será aún 4 puntos inferior, por el aumento de casi un 13% en la población residente.

Las perspectivas apuntadas ayer por el responsable de Análisis Económico de BBVA Research, Rafael Domenech, se podrían ver lastradas a la baja según evolucionen los riesgos en el horizonte. En este sentido, además del brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China y que han perdido intensidad, se ha sumado en las últimas semanas el coronavirus.

Doménech considera que el impacto será «temporal» y que, al igual que ha sucedido en China, al parón económico le seguirá un rebote cuando la tasa de contagios se reduzca. Así todo, apunta a la dificultad de estimar por el momento los efectos que podría tener. «Todos los riesgos se están monitorizando para ir actualizando las previsiones», manifiesta.

menor demanda en 2020. Dos factores apuntan al debilitamiento de la economía canaria a lo largo de este año, cuando se prevé un aumento del PIB del 1,1%. De un lado, el consumo de los hogares canarios ha aminorado su dinamismo y se prevé que se mantenga moderado a lo largo de 2020.

La demanda embalsada, que estuvo «parada» durante la crisis y que salió durante los últimos años ha vuelto a la normalidad, con lo que se ha perdido uno de los soportes de crecimiento. Además, los cambios regulatorios en algunos sectores como el inmobiliario (con la nueva ley hipotecaria y la sentencia sobre Actos Jurídicos Documentados) y el del automóvil (con la guerra al diésel) han generado una incertidumbre que ha lastrado la demanda y el gasto.

Según recoge el informe del BBVA, Canarias es la quinta región más afectada por la caída en la compra de automóviles: el porcentaje de hogares que adquieren un vehículo ha bajado cuatro puntos porcentuales, pasando del 13% de los años 2006-2007, previos a la crisis, a 9% en la recuperación. Así todo, el aumento de la renta, el dinamismo del consumo y la menor incertidumbre que en años anteriores podrían impulsar, a juicio del BBVA, el consumo de los hogares en los próximos trimestres.

La demanda externa registra también un menor dinamismo. Las exportaciones se han reducido un 6,1% por la menores ventas el exterior de los productos energéticos, que representan el 63% de las ventas el exterior de Canarias.

Tenerife es la isla que mejor va en 2019

La isla de Tenerife ha sido la que mejor ha aguantado el tirón durante el año 2019. Así lo resalta el Servicio de Estudios del BBVA y lo destacó ayer el responsable de Análisis Económico, Rafael Doménech. Según explicó, el descenso de las pernoctaciones afectó menos a Tenerife por la mayor llegada de turistas nacionales y la preferencia por hoteles de cinco estrellas. También en términos de empleo y según los datos de afiliación, Tenerife superó el aumento medio observado en el conjunto del archipiélago mientras que en las islas de Fuerteventura y La Gomera se produjo un descenso.

Doménech asegura que los efectos netos del aumento del SMI aún no se han calculado. El incremento del SMI, asegura, ha supuesto beneficios positivos para aquellos trabajadores que han mantenido su empleo y también el número de horas. Pero, advierte, que también ha tenido consecuencias negativas como una ralentización del empleo creado así como una disminución del número de horas que realizan los trabajadores. «Hay unos beneficios y unos costes. Ganan los trabajadores que mantienen el empleo y tienen una subida de su sueldo pero ha habido menor creación de empleo porque el coste laboral aumenta y también hemos visto que ha habido un impacto sobre el número de horas trabajadas por trabajador», indica. En su opinión el efecto final estará próximo a cero. El BBVA estima que la afiliación habría aumentado entre una y cuatro décimas en los colectivos con mayor cobertura del SMI sin la subida.

La incertidumbre por la salida del Reino Unido de la Unión Europea se reduce aunque, como advierte Doménech «no desaparecen». Esta aminoración del riesgo beneficia a Canarias por su mayor exposición al mercado británico en gasto turístico y mercado inmobiliario. «En términos de turismo ya afecta algo menos. Tiene más impacto en la exportación de bienes y servicios», indica Doménech, quien considera que un «buen acuerdo»es necesario para las dos partes. También se ha reducido el riesgo de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, lo que, pendientes del coronavirus, favorece la recuperación. En cualquier caso, son claves las medidas y políticas que se adopten. En España se aboga por el consenso en temas como el mercado laboral y las pensiones.