La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. / R. C.

Calviño se aferra a la recuperación del empleo para garantizar el crecimiento económico

La vicepresidenta económica pide una visión «de conjunto» ante las advertencias del Banco de España e insiste en subir las pensiones con el IPC

J. M. CAMARERO

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha defendido que España «tiene una perspectiva de crecimiento fuerte este año y el próximo», al considerar que el mercado laboral sigue yendo «muy fuerte», con resultados «extraordinarios». «Hoy el ministro de Inclusión va a avanzar los datos de afiliación de mayo y son muy positivos», ha destacado.

«En general se sacan las citas de contexto y no se da una visión de conjunto con respecto a una situación en la que todos los organismos prevén un crecimiento muy fuerte este año, de entre el 4% y el 4,8%, y un crecimiento medio para el periodo 2021-2023 por encima del 4%. Esa es la perspectiva que tenemos: una economía que se recupera con fuerza incluso en un contexto muy complejo», ha subrayado Calviño.

Calviño también ha defendido la posición económica del país a pesar de las advertencias lanzadas por el Banco de España al referirse a que ha sido uno de los países que peor lo ha hecho en la crisis. En este sentido, la vicepresienta ha instado este jueves a «no sacar citas de contexto» y a ofrecer una visión de conjunto de la marcha y las perspectivas de la economía española. Respondía así al ser preguntada por unas palabras atribuidas al director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, en las que aseguraba que España ha sido la gran economía del euro que «peor lo ha hecho».

Calviño ha afirmado que en España, la principal preocupación es la evolución de la inflación, sobre todo lo relativo a los precios energéticos, cuyas alzas «se están trasladando parcialmente al menos a los precios de los restos de los bienes».

«En otros países la preocupación es la falta de alimentos y en otros, el suministro energético. En España, el objetivo a batir es la inflación», ha señalado la vicepresidenta, que prevé, como apuntó ayer el Banco de España, una «rápida desaceleración» de la inflación en la segunda mitad del año para volver en 2023 al entorno del 2%.

«Eso nos da una perspectiva de moderación de la inflación que será muy importante para seguir teniendo un crecimiento equilibrado», ha defendido Calviño.

Respecto a las sugerencias del Banco de España de que los salarios y las pensiones no se vinculen al IPC en el actual contexto inflacionista, Calviño ha reiterado que, en lo que respecta a las pensiones, el Gobierno está «comprometido» con el cumplimiento de la ley que las actualiza conforme a la inflación. «Nuestros mayores son los que más han sufrido la pandemia, es el momento de darles tranquilidad y apoyo», ha apuntado.

En el caso de los sueldos de los funcionarios, ha indicado que se están negociando, y ha insistido en que lo primero que hay que hacer es iniciar la senda de desaceleración del IPC «lo antes posible». Por eso, espera que Bruselas autorice pronto la excepción ibérica para poder limitar el precio del gas y abaratar así la factura eléctrica «en las próximas semanas».

Sobre el aumento de los precios de los carburantes, Calviño ha reiterado que el Gobierno está «muy encima» de la evolución del mercado junto a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que es la que está haciendo el seguimiento de estos precios. «Es verdad que se está produciendo un alza de los precios de los carburantes en los mercados internacionales y tenemos que hacernos a la idea de que en los próximos meses seguiremos en una situación de turbulencias en los mercados internacionales», ha dicho Calviño.

Por ello, ha añadido, «es tan importante poner» en marcha cuanto antes la excepción ibérica, pues no sólo ayudará a bajar el precio de inmediato, sino que ofrece una «red de seguridad» para los próximos 12 meses respecto a lo que suceda en los mercados internacionales.

Preguntada por si se prorrogará la bonificación de 20 céntimos al precio de la gasolina, Calviño ha insistido en que se está analizando y que hay que ver si «se prorroga o se modifica» tanto esta medida como el resto de las incluidas en el plan anticrisis.