El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen. / r. c.

Bruselas aprueba 10.000 millones de los fondos europeos para España

La Comisión Europea avala las primeras medidas implementadas del Plan de Recuperación y España será el primer país en recibir los fondos

CLARA ALBA

La Comisión Europea ha dado luz verde al primer desembolso de 10.000 millones de euros de los fondos europeos para España, que en agosto ya recibió otros 9.000 millones en forma de prefinanciación. Si todo va según lo previsto, España se convertirá así en el primer país en percibir este pago inicial, que el Gobierno espera que se efectúe antes de que termine el año.

Para acceder al desembolso, el Gobierno ha tenido que cumplir 52 compromisos incluidos en el Plan de Recuperación, según ha detallado la presidenta del Ejecutivo comunitario, Urusla von der Leyen, que ha calificado la decisión como un «hito importante» en la ejecución del fondo europeo, del que España percibirá en total unos 140.000 millones de euros entre transferencias directas y préstamos.

«Los hitos cumplidos demuestran avances significativos en la aplicación del plan de recuperación y resiliencia de España y de su amplio programa de reformas», indican en un comunicado desde la Comisión.

En este punto, el Gobierno nacional ha ejecutado con éxito en los últimos meses medidas comprometidas como la Ley de cambio climático y transición energética, la reforma del apoyo a la renta mínima con la aprobación del ingreso mínimo vital (IMV) o el plan de digitalización de las pymes, entre otros.

Otras reformas que han tenido un mayor peso en este desembolso han sido la llegada del nuevo impuesto a las transacciones financieras (la denominada 'Tasa Tobin'), la tasa digital ('Tasa Google'), así como las modificaciones a corto plazo en el impuesto de Sociedades.

Tras conocer el anuncio, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, se ha felicitado al considerar que la Comisión Europea «confirma el importante avance en las inversiones y reformas impulsadas por el Gobierno». Además, considera que este pago «coincice con la aceleración de la ejecución de las inversiones y reformas más importantes». Calviño anticipa que el plan «alcanzará la velocidad de crucero en 2022 y tendrá un impacto creciente en términos de crecimiento y modernización» de España.

En este primer tramo de ayudas también se se han tenido en cuenta algunas medidas aprobadas dentro del capítulo de la reforma laboral, como son la ley que regula el teletrabajo, la normativa para reducir la brecha salarial de género o la entrada en vigor del plan de acción para atajar el desempleo juvenil.

En cuanto a la reforma de las pensiones, el desembolso de estos 10.000 millones estaba condicionado a la separación de las fuentes de financiación de la Seguridad Social, la revisión de las bonificaciones de los planes individuales de pensiones y la modificación del complemento de maternidad de pensiones.

Próximos plazos

Muchos de estos hitos ya se habían alcanzado a finales del segundo trimestre de este año, con lo que Europa ha podido concluir su evaluación con mayor rapidez que en el plazo de dos meses previsto en la normativa que rige el desarrollo de los fondos Next Generation.

«Hoy alcanzamos un nuevo hito en la implementación de nuestro Plan de Recuperación Next Generation EU. Desde nuestro punto de vista, el primer país miembro –y este es España– está preparado para recibir el desembolso del Next Generation EU. Por tanto, tan pronto como se apruebe por parte de los países miembros, España recibirá 10.000 millones de euros«, ha expresado Von der Leyen a través de su red social Twitter.

A partir de ahora, empiezan todos los trámites burocráticos de los que dependen que el país perciba los 10.000 millones antes de que termine el año, como pretende el Ejecutivo. La Comisión enviará ahora su informe favorable al desembolso al Comité Económico y Financiero (CEF) del Consejo, pidiendo su dictamen, que debe emitirse en un plazo máximo de cuatro semanas. Después, se adoptará la decisión final, después de la votación de los países miembros.

Los siguientes pagos se determinarán en función del cumplimiento de los objetivos comprometidos. Y en este punto es clave alcanzar un acuerdo para la reforma laboral antes de final de año. Si no, los 12.000 millones del siguiente desembolso estipulado para la primavera de 2022 no llegarán al país.

En las últimas semanas, los comisarios europeos se han mostrado optimistas en este sentido. En una reciente visita a Madrid, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ya expresó su confianza en que el acuerdo entre Gobierno y agentes sociales para la reforma laboral se cierre antes de fin de año. Este mismo viernes ha insistido en que «la evaluación preliminar positiva de hoy es el reconocimiento de que España ha adoptado una amplia serie de reformas». «En estos tiempos inciertos, hoy enviamos una señal de confianza en la ejecución del ambicioso plan de España para conseguir un crecimiento más sólido, inclusivo y sostenible», insiste.