Menos peso y más espacio

Binter estrena su séptimo avión de última generación

11/10/2017

Binter cuenta desde ayer con un nuevo avión turbohélice, bautizado Virgen del Pino, y que se estrenó cubriendo la ruta entre Gran Canaria y El Hierro. Se trata del séptimo de los 18 aviones ATR 72-600 pedidos dentro del plan de renovación de flota que se irán incorporando hasta 2021.

ETIQUETAS:

Los ATR72-600 incorporan un sistema de navegación que facilita el trabajo del piloto. El cerebro de la aeronave calcula, por ejemplo, la necesidad de potencia de motor en el despegue. Y ante un problema técnico, el ordenador indica al piloto los procedimientos a seguir, paso a paso.

A este nuevo ATR72-600 de última generación estrenado ayer se sumarán otras dos nuevas aeronaves antes del 31 de diciembre de este año. Se habrá completado entonces la mitad de un plan de renovación que supondrá una inversión total de unos 360 millones de euros, a razón de unos 20 millones por cada una de las 18 adquisiciones previstas hasta el año 2021.

La aerolínea presidida por Pedro Agustín del Castillo también incorporará este mes de octubre un tercer aparato de reacción Bombardier CRJ-1000 para operar fundamentalmente rutas internacionales y algunos enlaces interinsulares.

El responsable de mantenimiento de Binter Technic, Adrián Guerra, explicó durante la presentación ante los medios del nuevo ATR72-600, que este aparato incorpora una tecnología inteligente en navegación asistida que supone un «salto cualitativo» respecto al modelo anterior y que minimiza la carga de trabajo del piloto.

En la cabina de vuelo, cinco pantallas digitalizadas –a modo de tabletas– «sustituyen a entre 30 y 40 sistemas»–, lo que facilita el trabajo del comandante y el copiloto, destacó Guerra.

El aparato pesa además 400 kilos menos que su antecesor, lo que permite ahorrar en torno a un 15% de combustible.

Los ATR72-600 incorporan un sistema de navegación que facilita el trabajo del piloto. El cerebro digital de la aeronave calcula, por ejemplo, la necesidad de potencia de motor en el despegue, en función de parámetros como la carga del avión, la temperatura ambiental, o la altura a la que se encuentra el aeropuerto.

Y ante un problema técnico durante el vuelo, el propio sistema indica al piloto no solo qué está fallando, sino los procedimientos a seguir, paso a paso.