Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 19 de abril
El presidente del BBVA, Carlos Torres, en la junta de accionistas en Bilbao. Efe
El presidente de BBVA resalta que «los bancos fuertes» son el antídoto para las crisis

El presidente de BBVA resalta que «los bancos fuertes» son el antídoto para las crisis

Torres lanza un mensaje de tranquilidad a sus accionistas y pone en valor los resultados de la entidad como principal escudo

Manu Álvarez

Bilbao

Viernes, 17 de marzo 2023, 12:02

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente del BBVA ha afrontado la Junta General de Accionistas con la tranquilidad -nadie sabe si puntual o duradera- de una moderada pero relajante recuperación de la cotización en Bolsa, aunque es evidente que el mercado financiero está sometido a una inquietante volatilidad. La entidad no ha recuperado del todo el valor que tenía al cierre de la jornada del martes, justo antes de que Silicon Valley Bank extendiese un reguero de desconfianza en la banca mundial, pero se ha movido entre claros signos de recuperación en la jornada del jueves y las dudas en las primeras horas de la cotización de hoy. En el momento de arrancar la junta, las acciones tenían un comportamiento un tanto errático y se movían entre una subida del 0,9% y descensos del 0,2%.

Carlos Torres trasladó este viernes a los accionistas la sensación de que hemos presenciado una 'minicrisis' que va a desaparecer muy pronto del escenario para devolver la preocupación sobre los problemas de fondo. El principal, la inflación, sin perder de vista la guerra de Ucrania y las tensiones geopolíticas. Y todo ello aderezado de una visión optimista sobre la evolución que tendrá el banco en lo que resta de año. Pese a ello no pudo evitar reconocer que «la subida de tipos tan brusca también está teniendo impacto en los mercados financieros, provocando episodios de volatilidad e incertidumbre como los que estamos viviendo esta misma semana».

Tradicionalmente una junta de accionistas es un acto protocolario, burocrático, habitualmente aburrido y poco dado a las sorpresas. Es la reunión anual obligada por la legislación que, entre otras funciones, debe aprobar las cuentas de una empresa en su último ejercicio. Pero los resultados de BBVA en 2022, además de ya conocidos desde febrero son, en un momento de turbulencia bancaria como la que se vive estos días, prehistoria.

Torres, sin embargo, centró una parte de su mensaje tranquilizador en los buenos resultados de la entidad financiera -algo que contrasta con quienes consideran excesivos los beneficios de la banca en los últimos tiempos-, como mejor escudo contra las tensiones especulativas que azotan el mercado bursátil tras la quiebra del Silicon Valley Bank. «En momentos como el actual es cuando se pone en valor la solidez y fortaleza de bancos BBVA». Una visión que ha recalcado con un mensaje optimista al señalar que «a pesar de la incertidumbre y de la volatilidad, encaramos 2023 con confianza», indicó.

Buenos resultados

Y lo cierto es que los resultados de la entidad en el último año fueron muy buenos, de la mano del aumento de los tipos de interés pero también de la extensión del negocio que, ha recordado el presidente, «nos permitió captar el pasado año once millones de clientes». El banco cerró el ejercicio de 2022 con un beneficio de 6.420 millones de euros, uno 38% superior al de 2021. La mejoría en el margen de intereses -la diferencia entre lo que el banco paga por manejar dinero de otros y lo que obtiene por prestarlo- fue del 30,4%, hasta alcanzar la cifra de 19.153 millones de euros. El capítulo de comisiones, la segunda gran pata de ingresos de la entidad, creció de forma más modesta, el 12,3%.

El presidente del banco pasó de puntillas y sin una referencia expresa sobre uno de los temas polémicos que afectan a BBVA, el nuevo gravamen que afecta a entidades financieras y empresas energéticas y que costará a sus arcas 225 millones de acuerdo a sus ingresos del pasado año. Lejos de criticarlo, Torres se limitó a subrayar que «nuestro negocio genera también importantes ingresos para el erario público. En 2022 nuestra actividad se ha traducido en una contribución fiscal sin precedentes de casi 11.000 millones de euros en impuestos, teniendo en cuenta los propios de BBVA y los correspondientes a terceros como los de empleados o los de los servicios recibidos de proveedores», dijo.

También se detuvo en recordar que el banco emplea a 115.000 personas en todo el mundo y que en 2022 se incorporaron 11.000 nuevos empleados.

Por otra parte, la junta de accionistas aprobará el reparto de 31 céntimos de euros como dividendo complementario por acción, que se suman a los 12 ya repartidos y cierran la remuneración de 43 céntimos por título con cargo a los beneficios del pasado año.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios