Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se triplican hasta junio

Se registraron 3.243 procedimientos, que no siempre acaban en desahucios, la cifra más alta para un segundo trimestre en los cuatro últimos años

COLPISA

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se disparó un 253,2% en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2020, hasta situarse en 3.243, su cifra más alta en cuatro años, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En valores trimestrales, es decir, en comparación con el primer trimestre, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se incrementaron un 1,1% entre abril y junio. Hay que recordar que no todas las ejecuciones de hiopteca terminan en los conocidos desahucios (lanzamientos) de sus propietarios.

En el segundo trimestre del año se iniciaron 9.753 ejecuciones hipotecarias, un 18,1% más que en el trimestre anterior y un 79,3% por encima del dato del segundo trimestre de 2020. De ellas, 9.239 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 514 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas subieron un 16,9% en relación al trimestre anterior y un 73,8% respecto al segundo trimestre de 2020.

Dentro de las fincas urbanas, 5.887 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 13,7% más en tasa intertrimestral y más del doble en términos interanuales, y de ellas 4.090 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 5,2% más que en el trimestre anterior y cifra un 242,8% superior a la del segundo trimestre de 2020.

Y dentro de las viviendas de personas físicas, 3.243 ejecuciones se realizaron sobre viviendas habituales de personas físicas y 847 sobre viviendas que no son residencia habitual de los propietarios. Las primeras se dispararon un 253,2% en tasa interanual y subieron un 1,1% en tasa trimestral, mientras que las segundas aumentaron un 208,1% respecto al segundo trimestre de 2020 y un 24,2% en relación al trimestre anterior.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 1.797 entre abril y junio, un 39,4% más que en el trimestre anterior y un 5,9% por encima de la cifra del mismo periodo de 2020.

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas concentraron el 60,4% del total de ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre de este año.El 33,2% del total de ejecuciones hipotecarias afectaron a viviendas habituales de personas físicas, el 18,4% correspondió a viviendas de personas jurídicas y el 8,7% a otras viviendas de personas físicas.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias de otras fincas urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) representaron el 31,6% del total.

El 11,2% de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas del segundo trimestre fueron sobre viviendas nuevas y el 88,8% sobre usadas. El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas se incrementó un 20,9% tanto en tasa anual como trimestral, mientras que el de usadas se disparó un 123% en relación al mismo trimestre de 2020 (un 12,8% más trimestral).

El 16,5% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en el segundo trimestre corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007; el 12% a hipotecas constituidas en 2006 y el 9% a hipotecas de 2005. El periodo 2005-2008 concentra el 45,9% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas entre abril y junio.