El beneficio de BBVA crece el 57% gracias sobre todo a su actividad en el exterior

México se convierte en el gran foco de negocio para el banco

MANU ÁLVAREZ Bilbao

BBVA ha cerrado un primer semestre del año con magníficos resultados, que le han permitido obtener un beneficio de 3.001 millones de euros, lo que supone un aumento del 57% en comparación con el mismo periodo del año anterior. La actividad del banco no ha sido sin embargo lineal y hay importantes diferencias en función del área geográfica donde opera. Así, los resultados más brillantes y cuantiosos los ha obtenido en México, país que es en estos momentos la principal área de negocio de la entidad financiera que preside Carlos Torres. «Estos sólidos resultados han sido posibles gracias a la positiva evolución de los ingresos, impulsados por el crecimiento de la actividad y al buen comportamiento de los indicadores de riesgo. Todo ello, a pesar de aplicar la contabilidad por hiperinflación en Turquía», ha señalado el consejero delegado de la entidad, Onur Genç.

Al igual que ha sucedido estos días con las empresas energéticas, BBVA también ha transmitido a través de su cuenta de resultados trimestral que las principales máquinas de generar dinero no se encuentran en España sino en el exterior y que el dinamismo de la economía nacional es bueno pero inferior al de otras latitudes del mundo. Una situación que contrasta y choca con los mensajes lanzados por el Gobierno de Pedro Sánchez sobre la existencia de beneficios extraordinarios obtenidos por banca y energéticas en España, que es la base para plantear el denominado 'impuestazo' que se tramita ya en el Congreso.

El banco se ha mostrado orgulloso del buen funcionamiento de su canal digital de relación con los clientes, que le ha permitido captar el 55% de las nuevas incorporaciones, en un semestre que ha sido especialmente bueno en este sentido. Así, entre los meses de enero y junio la entidad ha captado en todos los países en los que está presente un total de 5,3 millones de nuevos clientes.

El margen de intereses, la diferencia entre el precio que paga BBVA por disponer de dinero y el que cobra a su clientes en los préstamos, ha crecido un 26,5%, anticipándose al crecimiento de esta fuente de ingresos que va a proporcionar la evolución al alza de los tipos de interés. Los ingresos por comisiones y servicios, sin embargo, han tenido una evolución más contenida para crecer el 17,8%.

Por áreas geográficas, México aporta ya el 53% del negocio del banco, frente al 29% que representa España, el 12% sus operaciones en países sudamericanos y la modestísima contribución de Turquía con un 2%. La evolución del negocio en estos países también ha sido muy diferente y contrasta el elevado dinamismo de México con las cifras más atemperadas de España. Así, en México el crédito ha crecido el 13,3% frente al 3,6% en España y el beneficio neto nada menos que un 48,3%. La aportación de España al beneficio del banco, con 808 millones de euros, ha crecido tan sólo un 11%.

Por otra parte, Genç ha apuntado que «en estos tiempos de incertidumbre, la mejor receta es el crecimiento rentable. Lo estamos logrando con el mejor equipo y mediante nuestra estrategia centrada en la digitalización, la innovación y la sostenibilidad».

Temas

BBVA