Borrar
C7CE 2024 Clasificación y resultados de la CANARIAS7 Carrera de las Empresas
El presidente de BBVA, Carlos Torres, junto al consejero delegado de la entidad, Onur Genç Reuters
BBVA logró en 2022 un beneficio récord de 6.420 millones y eleva dividendo

BBVA logró en 2022 un beneficio récord de 6.420 millones y eleva dividendo

El presidente de la entidad, Carlos Torres, defiende el papel de los empresarios en la economía y estima un coste de 225 millones de euros por el impuesto a la banca

Miércoles, 1 de febrero 2023, 15:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Año histórico para BBVA. El banco presidido por Carlos Torres despidió 2022 con un beneficio récord de 6.420 millones de euros, cifra que supera el anterior 'pico' de 2007, cuando la entidad obtuvo unos resultados de 6.126 millones. Como está ocurriendo en el resto del sector, estas cifras vienen respaldadas por un fuerte crecimiento de los márgenes del negocio típico bancario, al calor de la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Gracias a estos resultados, el banco ha decidido dar una alegría a sus accionistas, al anunciar un aumento del 39% en su dividendo respecto a 2021, el más jugoso en efectivo de los últimos 14 años. En concreto, realizará un reparto complementario de 31 céntimos por acción en abril que, sumados a los 12 céntimos que ya abonó en octubre, hacen un total de 43 céntimos por acción. La entidad ha confirmado, además, que destinará 422 millones de euros a un nuevo plan de recompra de acciones, tras el acometido el pasado año por valor de 3.160 millones de euros.

En total, entre el dividendo en efectivo y la recompra de acciones, BBVA destinará unos 3.000 millones de euros a la remuneración al accionista, el 47% de sus ganancias, por encima del 44% del ejercicio anterior.

Presión política

No ha hecho falta esperar mucho para que el Gobierno reaccionase a estos números, en un momento en el que los beneficios empresariales están siendo vigilados con lupa por parte de algunos miembros del Ejecutivo, que consideran que muchas empresas «se están forrando» con la crisis.

Nada más conocerse las cuentas, la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz reaccionó a través de su cuenta de Twitter recordando que «mientras la subida del euríbor encarecerá la hipoteca media en 250 euros al mes, los beneficios del BBVA crecen el 38% hasta llegar a 6.420M, los mayores de su historia. La crisis no puede ser una excusa para ganar más. Congelar hipotecas, moderar beneficios».

Frente a esta crítica, el presidente de BBVA, Carlos Torres, defendió «el papel que juegan las empresas en una economía de mercado». Y recordó que los beneficios del banco se han producido sobre todo por el crecimiento fuera. De hecho, el directivo indicó que no solo hay que fijarse en los «miles de millones», recordando que en España «aún no cubrimos el coste de capital». También aludió al hecho de que la banca aún cotiza en Bolsa por debajo de su valor en libros, «algo que demuestra qeu los inversores no ven claro el panorama».

El directivo expresó una firme defensa al papel de la iniciativa privada en la actividad económica de un país, tachando de «contraproducente» el nuevo impuesto que el sector tendrá que empezar a pagar este mes de febrero. «Tendrá repercusiones negativas para la economía, pero una vez aprobado haremos los pagos que corresponda y veremos si hay que tomar alguna decisión adicional o no», en referencia a la posibilidad de recurrir el gravamen, que gravará con un 4,8% los ingresos por margen de intereses y comisiones netas de las entidades. En el caso concreto de BBVA, la entidad calcula un coste de 225 millones de euros.

Torres, visiblemente molesto con las críticas a las empresas de Díaz y otros ministros como Ione Belarra, insistió en que «los intereses de las empresas coinciden con los de la sociedad y al revés. Tenemos una sociedad de mercado donde se descansa sobre la iniciativa privada para crear empleo, crecimiento económico y bienestar a largo plazo y bajo esa óptica debemos analizar la labor de las empresas».

«La historia está repleta de ejemplos de economías y sociedades que abandonaron la iniciativa privada y empresarial por otro tipo de modelos con resultados catastróficos», advirtió.

El directivo también defendió «el trabajo que hacemos en el banco con provisión de crédito a la economía real, a los autónomos, pymes y grandes empresas». En el caso concreto de BBVA, Torres recordó que el banco que preside destinó casi 200.000 millones de euros a financiación nueva canalizada a las empresas, «ayudando a financiar los retos de corto y largo plazo de la economía».

Geografías y morosidad

El beneficio histórico para la entidad, que se disparó un 4,5% en Bolsa hasta los 6,7 euros, vino impulsado por su negocio internacional y por el incremento de los ingresos muy superior al registrado por los costes. En concreto, el margen bruto creció un 18,2% hasta los 24.890 millones de euros, gracias al margen de intereses, que registró una fuerte subida del 30,4% hasta los 19.153 millones por el fuerte crecimiento del crédito y, sobre todo, el entorno de subida de los tipos de interés.

BBVA también elevó sus ingresos por comisiones un 12% hasta los 5.353 millones, mientras que los gastos apenas subieron un 13% (10.760 millones de euros).

De momento, con mayores ingresos y menores costes, BBVA puede afrontar tranquilo el pago del tributo, a la espera de conocer si las entidades decidirán recurrirlo una vez abonado. La entidad incrementó sus provisiones cerca de un 11,5% en 2022 hasta los 3.379 millones de euros, especialmente las destinadas al negocio de América del Sur y Turquía.

Turquía ha sido, de hecho, la piedra en el zapato de estas cuentas de récord para el banco. Y es que el resultado de la entidad en la región cayó un 31% respecto a 2021, hasta los 509 millones de euros a pesar de aplicar la denominada contabilidad hiperinflacionaria en sus cuentas (fórmula empleada para ajustar las cifras al elevado nivel de precios del país).

México y España repiten como las regiones que más tiran del negocio de BBVA. En concreto, la entidad logró un beneficio de 4.182 millones de euros en el país azteca, un 64% más, que ya genera un 57% del resultado total.

En España, el resultado atribuido (teniendo en cuenta la compra de las oficinas de Merlin) asciende a 1.678 millones de euros, un 8,4% más respecto al ejercicio anterior. Es decir, un 22,8% del beneficio. El consejero delegado de la entidad, Onur Genç, recordó que en España «todos los indicadores de riesgo tienen muy buen comportamiento».

Como está ocurriendo en el resto del sector, BBVA -que el pasado año sumó a su base 11,2 millones de clientes, un 55% de ellos digitales desde el inicio- también ha logrado mantener a raya una de las grandes preocupaciones de los supervisores ante la crisis energética y de precios que tanto daño está haciendo al bolsillo de los consumidores. En concreto, la tasa de mora de la entidad se situó en el 3,4%, frente al 4,1% del año anterior, con una cobertura muy superior, del 81% frente al 75% de 2021.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios