El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. / EFE

Escrivá vuelve a rebajar las cuotas a los autónomos

El ministro intenta cerrar un acuerdo que se resiste reduciendo hasta 200 euros las cotizaciones a quienes ganan menos que el salario mínimo

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOS Madrid

Otra vuelta de tuerca en el nuevo sistema de cotización para los autónomos que negocia el Gobierno con los agentes sociales ya con el plazo de tiempo que se había fijado (final de junio) agotado. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha movido ficha de nuevo para intentar cerrar un acuerdo que lleva semanas a punto de caramelo pero que aún se resiste, por lo que ha cedido a las presiones para rebajar aún más las cuotas a quienes menos ganan pero manteniendo las de aquellos que más ingresan y, de esta forma, contentar tanto a sindicatos como a patronal.

Así, el nuevo esquema de cotización en función de los ingresos reales tendrá unas cuotas que oscilarán entre los 230 euros y los 530 euros en 2023, para irse modificando gradualmente los dos años siguientes hasta alcanzar una horquilla en 2025 entre los 200 euros y 590 euros, según el último texto que el ministerio envió a los interlocutores sociales este mismo lunes por la tarde.

Concretamente, para el año que viene Escrivá ha reducido 15 euros la cuota para los que tienen unos rendimientos netos iguales o inferiores a los 670 euros al mes hasta situarla en los 230 euros, así como recorta tres euros hasta los 275 euros para los que ganan entre 900 y 1.125 euros. Para 2024 rebaja la cuota de los tres primeros tramos aún más, es decir, para quienes ingresan el salario mínimo o menos, y las deja en 225 euros -la más baja-, 250 euros y 267 euros.

A su vez, en 2025 hay otra rebaja más para los tres tramos de ingresos inferiores, en donde se sitúan cerca de 1,9 millones de autónomos, y sus cuotas se reducen hasta los 200 euros, 240 euros y 260 euros. De esta forma, el ahorro anual para quienes paguen la cuota más baja del sistema será de 1.127 euros.

Con esta maniobra Escrivá accede a la petición de los sindicatos -más expresamente de CC OO, la organización ahora más crítica con la propuesta de esquema y que por el momento se niega a firmar el acuerdo- de beneficiar a quienes tienen menos recursos, pero sin contrapartida, puesto que las cuotas de quienes más ganan se mantienen, ya que ATA no toleraría ninguna subida más.

Tarifa plana de 80 euros

El nuevo modelo de cotización reducirá la cuota a unos 2,2 millones de autónomos, aquellos que tienen unos rendimientos inferiores a los 1.300 euros, mientras que congela la cotización de aquellos que ganan entre 1.300 y 1.700 euros. En el lado contrario, cerca de 800.000 autónomos, aquellos que ingresan más de 1.700 euros, verán cómo su cuota va aumentando ya progresivamente desde el próximo año hasta alcanzar los 590 euros en 2015 para quienes obtienen más de 6.000 euros al mes, con lo que les duplica la cuota que pagan en la actualidad (290).

Además, el Gobierno mantendrá la tarifa plana para los nuevos autónomos, para todos sin restricciones, pero eleva la cuota hasta los 80 euros al mes, tal y como adelantó este periódico.

«Sería una auténtica locura no sacar adelante el nuevo sistema por el que 2,2 millones de autónomos reducirán su cotización hasta los 1.127 euros al año«, explicó Eduardo Abad, presidente de UPTa, que insta a firmar el acuerdo cuanto antes.