Alemania abonará una prima energética de 300 euros para cada contribuyente

La coalición tripartita acuerda además reducir el precio de los combustibles

JUAN CARLOS BARRENA Corresponsal en Berlín

La coalición de gobierno en Alemania ha acordado un paquete de medidas para afrontar los elevados precios de la energía y los combustibles que incluye el abono una prima única anual de 300 euros para cada contribuyente que se hará efectiva a través de los salarios, prima que aumentará en 100 euros por persona en el caso de los receptores de subsidios sociales. El tripartito de socialdemócratas (SPD), verdes y liberales (FDP) acordó además pagar a las familias un bono de 100 euros por hijo. La alianza de gobierno de centro-izquierda anunció además una reducción del precio de la gasolina de 30 céntimos por litro y 14 céntimos por litro en el caso del gasoil durante un tiempo limitado de tres meses de manera que el impuesto a los combustibles alcance el nivel mínimo europeo. Los partidos que gobiernan Alemania desde el pasado mes de diciembre pactaron igualmente ayudas para aquellas personas que dependan del transporte público para acudir al trabajo y a las que se prestarán subvenciones de nueve euros mensuales durante un trimestre para la compra de billetes y abonos.

La copresidenta de Los Verdes, Ricarda Lang, señaló en rueda de prensa que, ante la guerra en Ucrania, la coalición gubernamental busca vías para reducir al máximo la dependencia de este país del gas y el petróleo rusos, pero también de todos los combustibles fósiles en general. El pacto entre el SPD, FDP y los ecologistas contempla «mantener durante más tiempo en reserva de seguridad» las plantas térmicas de carbón para la generación de electricidad con el fin de reducir el consumo de gas natural para fines energéticos. Eso supondría retrasar la clausura de plantas térmicas de carbón, aunque «mantenemos el objetivo ideal de abandonar definitivamente la era del carbón en 2030», comentó Lang. El presidente del SPD, Lars Klingbeil señaló que el gobierno ha dado «una importante señal» con la aprobación de este nuevo paquete de medidas energéticas, mientras su colega de los liberales y ministro federal de Finanzas, Christian Lindner, comentó que las medidas adoptadas en beneficio de la población se aplicarán «rápidamente y sin burocracia».