c7

Ahorra en la factura de la luz con estos consejos

La Organización de Consumidores y Usuarios aporta unas claves para que la factura de la luz sea más barata

COLPISA Las Palmas de Gran Canaria

No es ningún secreto que la factura de la luz ha disparado su precio en el último año. Cada vez se paga más y los bolsillos lo notan. Hace unos días el megavatio hora alcanzó los 442,54 euros.

Si ya antes las compañías electricas establecían unos precios desorbitados por consumir este bien de primera necesidad, ahora se ha incrementado aún más a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania. En concreto, su valor se ha multiplicado por diez.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

1- Usa los electrodomésticos de manera eficiente: Adquiere aquellos que tengan las etiquetas A+, A++o A+++, a la larga ahorrar en energía. Carga al máximo la lavadora y el lavavajillas y usa programas de media carga. Recuerda que lavando la ropa a 40ºC en vez de a 60ºC puedes ahorrar hasta un 55% de energía. Seca la ropa al aire libre para no gastar electricidad.

Cuando cocines recuerda que la placa de inducción consume menos energía que las vitrocerámicas y el gas. Usa utensilios del diámetro adecuado y con tapa, aprovechando el calor residual de las cocinas eléctricas, recurriendo a la olla a presión...

La nevera es electrodoméstico que más gasta, ya que debe estar las 24 horas del día conectado a la corriente para mantener los alimentos en buen estado. Si tienes que cambiar este aparato, no compres uno más grande de lo necesario. Colócalo en un lugar fresco y regula su temperatura interior entre 3ºC y 7ºC (la del congelador entre -20º y -18ºC). Asegúrate de mantener la parte trasera ventilada y sin polvo. Conviene eliminar regularmente la escarcha. Uno de los consejos más clásicos y que a veces no aplicamos es el de evitar en lo posible meter comida caliente. Ese sobreesfuerzo se traduce en más consumo energético.

Si se cumplen estas pautas, el uso del frigorífico será eficiente y en buen estado puede suponer un ahorro del 40%, más de 250 euros al año.

2. No dejes los aparatos electrónicos en modo «stand by» y desenchufa los cargadores después de usarlos ya que siguen consumiendo energia y a la larga pueden sobrecalentarse y estropearse antes. Este falso apagado se come hasta un 10% de la factura eléctrica del conjunto de los hogares europeos. y también en tu casa: ese simple gesto te ahorrará un 10% del gasto, unos 60 euros al año.

3. Aprovecha al máximo la luz natural. En la medida de lo posible no enciendas tus lámparas durante el día. Usa para cada actividad (leer, ver la tele, ambiente...) la luz adecuada y limpia con regularidad lámparas y bombillas. Puedes recortar un 25% tu factura. Apaga las luces que no estés usando: así puedes ahorrar hasta un 25% de tu factura.

Utiliza bombillas de bajo consumo o lamparas recargables con energía solar. Aunque son algo más caras, a la larga compensa. cambiar las fluorescentes por un LED supone un ahorro del 50%. Si lo que cambias son bombillas incandescentes, sustituirlas por el LED supone un ahorro energético del 90% de la energía dedicada a la iluminación.

4. Mantén tu casa a la temperatura justa. La temperaturaadecuada en una casa adecuada se sitúa en torno a los 20 ºC en invierno y los 25 ºC en verano. Bajando la calefacción a 16º C durante la noche puedes consumir un 13% menos. Si haces lo mismo cuando la casa está vacía, el ahorro puede alcanzar el 24%. Si tienes termostato programable, diseña varios programas en función de la hora del día o de si vas a estar en casa.

En invierno mantén las persianas enrolladas y no corras las cortinas hasta que el sol se ponga. En verano usa toldos, persianas y cortinas para protegerte del calor.

Un buen aislamiento ayuda a conservar el calor o el frío artificiales: revisa la carpintería de puertas y ventanas, así como los cajetines de las persianas. Cubre las rendijas por las que pueda haber escapes. Si puedes permitírtelo, plantéate una pequeña obra para aislar mejor las paredes e instalar ventanas con doble cristal.