África incrementa su potencial económico

26/06/2017

Las buenas perspectivas económicas de África se consolidan en 2017, con un rebote al alza del crecimiento que en los países del área de influencia de Canarias llega al 3,5%, con previsión de seguir aumentando en próximos años, según el informe anual elaborado por la OCDE.

Los países del África Occidental con los que Canarias mantiene una mayor relación comercial son los que más van a crecer de todo el continente vecino este año, con un incremento medio de 3,5% del PIB, solo por debajo de los países del área oriental que mejoran su economía un 5,7%. En su conjunto, África ofrece en la actualidad el mayor potencial de crecimiento del mundo.

El informe Perspectivas Económicas de África 2017 elaborado por la OCDE y el Banco Africano de Desarrollo, indica que Cabo Verde, que venía enfrentando algunas dificultades, ofrece ahora mejor resultado –la previsión es que crezca al 4,1% en 2018- gracias a las políticas contracíclicas que ha puesto en marcha su gobierno, mientras que Senegal y Mauritania elevan también notablemente su ritmo de crecimiento.

El responsable de la Unidad de África del Centro de Desarrollo de la OCDE, Arthur Minsat, que presentó el informe en Madrid en colaboración con Casa África, destacó que desde 2012 se detecta un menor crecimiento en aquellos países cuya economía está estrechamente vinculada a la explotación de los recursos naturales, mientras que los que presentan mayor movilidad de ingresos son los que menos dependen de los recursos naturales y tienen más diversificada su economía.

Minsat señaló también que los países africanos necesitan potenciar más la inversión privada como motor del crecimiento e implementar medidas para facilitar que los más jóvenes puedan emprender. “La economía africana tiene el mayor índice de emprendimiento del mundo, del 22% de la población activa”, señala el representante de la OCDE, «y no hablamos de pequeños negocios para subsistir por falta de empleo, sino impulsados por oportunidades de negocios, el problema es que la mayor parte están en sectores de baja productividad», añade.

Fomentar los pequeños negocios y financiar las start-ups y las pequeñas y medianas empresas puede ayudar, según se expone en el informe, a impulsar el desarrollo económico en África. En la actualidad son 26 los países africanos que promueven nuevas estrategias de industrialización, aunque la mayoría lo hacen a través de las grandes empresas manufactureras y multinacionales

La estabilidad es otro de los factores que avanza en buena parte del continente. Entre 2014 y 2016, la mayoría de los países africanos fueron escenario de protestas públicas constantes para exigir derechos laborales y mejoras en el ámbito de la sanidad y la educación, pero el informe destaca que el grado de conflitividad social ha descendido en los últimos años, aunque todavía existe incertidumbre. En la gobernanza y acceso a servicios básicos hay también un importante margen de mejora.

Más información en la edición impresa.