Los aeropuertos canarios cerraron julio con más pasajeros que en 2019

Las terminales de las islas recibieron 3.890.351 pasajeros, lo que supone un aumento del 1,8% del tráfico del pasado mes con respecto a las cifras prepandemia

EFE Santa Cruz de Tenerife

Del total de pasajeros comerciales (3.864.890), 1.797.221 corresponden a tráfico nacional, un 2,3% más, y 2.067.669 al tráfico internacional, un 1,7% más.

Los aeropuertos del archipiélago con mayor tráfico de pasajeros fueron los de Gran Canaria y Tenerife Sur, con 1.068.205 (-0,1%) y 879.562 (-1,4%) respectivamente.

Les siguen el Aeropuerto César Manrique-Lanzarote, con 695.099 (+7,1%); Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna, con 545.972 (+0.9%); Fuerteventura, con 526.438 (+4,3%); La Palma, con 135.911 (+4%); El Hierro, con 27.086 (+3,9%); y La Gomera, que con 11.338 pasajeros experimenta el mayor crecimiento porcentual, con un 21,2% más respecto a julio de 2019.

En lo que respecta al número de operaciones, los aeródromos del archipiélago registraron en julio 35.628 movimientos, un 2,7% más que en el mismo mes de 2019.

Del total de operaciones comerciales (33.888), 21.559 (+0,7%) fueron nacionales y 12.329 (+3,9%) internacionales.

En cuanto al tráfico de mercancías, se transportaron 2.309 toneladas, una cifra que supone una recuperación del 81,6 % respecto al mismo mes de 2019.

En los primeros siete meses del año, el número de pasajeros registrados en los aeropuertos canarios asciende a 23.786.209, con una recuperación del 91,3 % respecto al mismo período de 2019, precisa la nota.

Del total de pasajeros comerciales (23.549.356), 9.733.282 corresponden a vuelos nacionales, lo que supone una recuperación del 94,8% respecto al total acumulado del mes de julio de 2019, y 13.816.074 a vuelos internacionales, un 88,7% de recuperación.

El número de operaciones registradas entre enero y julio de 2022 fue de 226.945, con una recuperación del 95,1% respecto al mismo periodo de 2019, y el tráfico de mercancías contabilizado hasta el momento es de 18.327 toneladas, lo que supone una recuperación del 86,3% de las cifras prepandemia.