Aena pide el 100% de la renta incluso a los que están en zonas sin tráfico. / C7

Aena asegura que no impide abrir a ningún negocio en los aeropuertos

El gestor justifica así que se cobre el 100% de la renta incluso a los comercios en zonas sin operaciones y cerradas al tráfico de pasajeros. «Si quieren pueden reabrir. El cierre no es forzado», apuntan fuentes de Aena

Silvia Fernández
SILVIA FERNÁNDEZ Las Palmas de Gran Canaria

El gestor aeroportuario Aena salió ayer al paso de la información publicada en CANARIAS7 y en la que se daba cuenta de la situación que vive el arrendatario de un local en el aeropuerto de Fuerteventura, al que se le exige el pago de la totalidad de la renta de 2020 a pesar de que su negocio se encuentra en la zona de la terminal que el 28 de marzo, días después del estado de alarma, fue dejada inoperativa por la propia Aena y así sigue. Desde entonces, en esa zona no se han vuelto a programar operaciones y no hay tráfico de pasajeros. Es la zona de paso al embarque de los pasajeros británicos pero, como ahora no hay vuelos con el país, está cerrada. Las luces están apagadas y varias vallas impiden el paso.

Pese a la situación, desde el gestor se apuntó ayer que Aena no impide que los negocios que hoy están cerrados puedan abrir sus puertas en cualquier momento. En este sentido, indicaron que si el empresario afectado en el aeropuerto de Fuerteventura quiere volver a abrir su comercio puede hacerlo, ya que Aena movería la valla permitiendo el acceso a su tienda. «El cierre no es forzado ni se le impide el acceso. Si reabriera se trazaría la zona de nuevo y se sacaría su comercio de la zona cerrada, moviéndose las vallas», indican estas fuentes, que aseguran que así se lo han hecho saber a esta arrendatario. «Si quiere puede», insisten.

El empresario de Fuerteventura, Antonio González, propietario del negocio No work team y afectado por la situación, apunta que las vallas son un problema para el acceso a la tienda pero no el principal, que es que esa zona está totalmente inoperativa y no hay movimiento de pasajeros. «La tienda está en zona de nadie», indica González, que explica que Aena con el objetivo de recortar gastos por la covid, concentró desde marzo del pasado año toda la operativa en la zona sur del aeropuerto de Fuerteventura mientras la norte (donde se ubica su comercio), «está completamente cerrada al tráfico».

Hace unos días, después de recibir la factura de Aena en la que se le solicitaba el pago de toda la renta de 2020 (60.000 euros), González remitió un mail a los responsables del aeropuerto de Fuerteventura para saber cuándo iban a abrir de nuevo la zona al tráfico de pasajeros. González, que tiene cuatro trabajadores en ERTE y lleva más de un año cerrado, preguntaba ante la posibilidad de que en julio mejore la movilidad al aumentar las vacunaciones. «No me respondieron por mail. Me llamaron por teléfono y me dijeron que si quería abrir ya me movían la valla, pero el problema no es la valla es que mi zona se ha quedado fuera del tráfico de pasajeros. Solo pasan por allí los británicos para el embarque y no hay vuelos», indica González.

El conflicto que enfrenta a los arrendatarios de los locales y Aena en todos los aeropuertos españoles se resolverá finalmente en los tribunales.