«Abrir los domingos los comercios es una cuestión de responsabilidad»

30/10/2017

El director de El Corte Inglés en Canarias, Gustavo Rodríguez (Las Palmas de Gran Canaria, 1970), repasa en esta entrevista el pasado, el presente y el futuro de un grupo que cumple 40 años de actividad en el archipiélago. Rodríguez defiende la liberalización de los horarios comerciales en un destino tan ligado al turismo como Canarias.

-¿Cómo ha contribuido El Corte Inglés a generar riqueza en Canarias en estos últimos 40 años ?

-El Corte Inglés ha ido caminando y evolucionando a la par que la sociedad y la cultura canaria en estas cuatro décadas. El primer centro, en Mesa y López estuvo solo desde su apertura, el 1 de octubre de 1977, hasta el año 2000, aunque en 1995 se hizo efectiva la compra de activos de Galerías Preciados. Y cuando se inauguró en el año 2000 el establecimiento en Siete Palmas, aquello era prácticamente un erial, al igual que cuando abrimos en la Avenida Tres de Mayo, uno de los centros icónicos del Grupo. El Corte Inglés ha sido siempre pionero en ofrecer productos y servicios. Y por supuesto, su impacto en la generación de empleo y en la creación de riqueza es incuestionable.

-¿Cuantos trabajadores suma El Corte Inglés en las Islas?

-El Grupo cuenta con 97 centros en las Islas entre los que se encuentran El Corte Inglés, Hipercor, Supercor, Sfera, Bricor, Centros de Oportunidades, División de Empresas, Óptica 2000, Viajes El Corte Inglés, Informática El Corte Inglés, Centro de Seguros y Servicios y Seguros El Corte Inglés. Suman unos 5.000 empleos directos e indirectos, y en concreto, unos 3.800 puestos de trabajo son directos.

-¿Cómo se ha adaptado El Corte Inglés para afrontar estos últimos tiempos de crisis?

-El cliente es ahora muy exigente y maneja mucha información. Pero nuestros vendedores están muy formados, se actualizan constantemente para atender esta demanda. Durante 2016 se acometieron reformas en los centros de Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, para reordenar los espacios comerciales y ser más competitivos. En Mesa y López hemos iniciado un proceso de actualización que va a durar tres años y con el que estamos cambiando absolutamente todo, desde la oferta hasta las propias instalaciones, que suma una inversión superior a los 10 millones de euros.

-La apuesta por los espacios gastronómicos de El Corte Inglés es evidente. ¿Es el gancho que necesitaba para competir con otras grandes superficies?

-Por supuesto. Tenemos que ofrecer algo diferente, y en el caso de El Corte Inglés de Mesa y López estamos implantando el espacio Gourmet Experience, que ya existe en la Península. Vamos a abrir cuatro restaurantes con una oferta que no existe actualmente en Canarias, y donde vamos a tocar varios palos: gastronomía asiática, especializada en carnes, ecológica, cocina canaria creativa, y por supuesto, nuestra barra gourmet. Es una oferta que aporta valor añadido a la ciudad. En Navidad pueden estar abiertos dos o tres de estos restaurantes, y la segunda semana de febrero estará en marcha el resto de la oferta.

-¿La transformación digital del comercio afectará a los recursos humanos de El Corte Inglés?

-Llevamos muchos años trabajando en la transformación digital, pero El Corte Inglés es de las pocas empresas que crece en empleados. Y con una clara apuesta por la estabilidad laboral. Hace 20 días entregamos en uno de los actos de celebración del 40 aniversario casi 1.000 medallas a compañeros que llevan 15 y 25 años en la empresa.

-¿Le tiene miedo El Corte Inglés a Amazon o a AliExpress?

-No tenemos miedo. Pero sí nos gustaría trabajar con todas las herramientas posibles para competir en igualdad de condiciones. Me hace gracia que se pongan trabas en el calendario para abrir, cuando estas empresas online trabajan las 24 horas, 365 días del año. Y me pregunto cuánto dinero dejan estas empresas en las arcas municipales o del Gobierno canario. Porque empresas como El Corte Inglés sí aportan. En cualquier caso, estamos invirtiendo mucho en el comercio online. Y pese a las trabas aduaneras en el territorio canario, estamos creciendo en este segmento. Además, tenemos una gran ventaja, disponemos centros logísticos en las grandes ciudades que nos permiten llevar los productos a las casas prácticamente en dos horas.

-¿Cree que se deberían liberalizar totalmente los horarios comerciales?

-Sin duda. Somos partidarios de que se pueda abrir todos los domingos del año. Y lo que es evidente es que hay que cuidar a los trabajadores, adaptar los horarios para garantizar cuestiones como la conciliación familiar.

-¿Qué balance hace de estos cuatro años de aperturas dominicales en la temporada de cruceros?

-Muy bueno. No solo en términos de facturación y empleo. Es una cuestión de servicios y de responsabilidad. La ciudad tiene que abrir para atender la gran cantidad de turistas que llegan los domingos. Y soy partidario de que abra toda la ciudad. Y por supuesto que las aperturas dominicales influyen en la contratación. Solo en el periodo de Navidad, aumenta un 12%.

-¿Ha llegado el momento de subir los salarios?

-Nosotros acabamos de firmar el nuevo convenio, que incluye una revisión salarial, sin ningún problema. Y en general, sí, es el momento de subir los salarios. Y se está haciendo.

-¿Hay mercado suficiente para abrir más centros comerciales en Las Palmas de Gran Canaria?

-No lo hay. El mercado está ya muy saturado en Gran Canaria. Pero seguiremos competiendo ofreciendo los mejores servicios y productos, y con los mejores profesionales.