Zuleima González, boxeadora teldense e internacional con España. / C7

BOXEO

Zuleima González, concentrada con la selección en vistas a citas internacionales

La joven teldense, a sus 17 años, tiene en mente el Campeonato Nacional y se prepara para asaltar el cinturón que la proclame campeona

KEVIN FONTECHA PÉREZ Las Palmas de Gran Canaria

La caja de talentos en el mundo del boxeo sigue en aumento en Canarias. Y ahí nace la figura de Zuleima González Mederos (7/8/2003), natural de Telde y con un talento innato con los guantes en las manos. Desde muy pequeña exhibió virtudes y destrezas, hasta que a los nueve, todavía en edad escolar, comenzó a entrenar en el equipo de Iván Santana, residente en Jinámar. Con el paso de los años, su figura ha ido en aumento hasta de punto que ahora mismo está concentrada con la selección española preparando próximas competiciones en panorama internacional. Casi nada.

Cada vez son más las chicas que miden fuerzas y virtudes sobre el cuadrilátero, en una decisión también muy apoyada por parte tanto de la Federación Canaria como la Insular, en la búsqueda de la paridad. El nivel sigue en aumento en el archipiélago y un ejemplo claro es el de Zuleima, que a sus 17 años está llamada a marcar, si todo sigue su rumbo, el camino de una nueva generación, repleta de talento y compromiso con el deporte.

Con una trayectoria amateur inmaculada, donde ni su entrenador lleva la cuenta de las victorias. «Son tantos combates ya a sus espaldas que todavía no sabemos cuántos triunfos lleva, pero lo que sí tenemos claro es que solo ha perdido una vez», asevera, con mucho orgullo y confianza, su técnico Iván Santana.

Ahora, concentrada con el combinado nacional en la península, está preparando próximas citas internacionales, con el aval de un currículum que invita al optimismo en el futuro y el hecho de tener la cabeza siempre sobre los hombros, que no es poco.

A corto plazo, el Campeonato de España, si la situación epidemiológica lo permite debido a la pandemia del coronavirus, que no deja de trastocar planes y vidas en todo el mundo. Y, en el horizonte próximo, pelear en los distintos países europeos. Zuleima no se marca ninguna meta imposible. Sabe que trabajando pueden llegar los éxitos. Y va a pelear hasta el final por ellos.