Fútbol: UD Las Palmas

Un extenso fondo de armario que ya empieza a lucirse

08/09/2018

En estas primeras cuatro jornadas se ha puesto en evidencia el lujo que supone para Manolo Jiménez disponer de una plantilla tan amplia, con innumerables recursos y para todo tipo de partidos.

24 jugadores de distinto perfil pero, sobre todo, de un nivel incuestionable la mayoría de ellos para afrontar una temporada larga y exigente en Segunda.

La UD cuajó el viernes su primera exhibición de la temporada y lo hizo sin varios de sus teóricos jugadores titulares. Las ausencias de Araujo y Mir arriba, y de Deivid en la zaga, actores llamados a jugar un papel fundamental en esta UD, no se notaron y el equipo sacó músculo evidenciando una profundidad de plantilla prometedora. Tampoco comparecieron en el once inicial fichajes como Mantovani, Blum, Sacko o Pekhart. Incluso Christian Rivera, una de las grandes incorporaciones del verano, se quedó fuera de la lista. Los gemelos Castellano se han visto con una competencia inexistente hasta ahora con los recién llegados Timor y De La Bella, y tampoco tuvieron minutos frente al Nástic. La pelea por minutos será máxima, lo que favorecerá intensidad en los entrenos y nula relajación entre los amarillos.

Las ausencias de Araujo y Mir no se acusaron y la UD presume de plantel completo y equilibrado

Y es que ya lo avisó el técnico en la previa del choque del viernes: «Para mí esta es la mejor plantilla de la categoría (...) Todas las semanas habrá jugadores importantes que se quedarán fuera, pero han de ser profesionales (...) A los futbolistas no se les ficha para jugar, sino para intentar jugar», fue algunos de los mensajes que lanzó el profesional amarillo consciente de todas las posibilidades que el ofrecen los 24 jugadores en nómina.

Posiciones dobladas y futbolistas con características distintas que permiten al entrenador de Arahal emplear sistemas diferentes y cambiar la dinámica de los partidos sobre la marcha. Capacidad de jugar llevando el control del partido y del balón, mandando y siendo protagonista con el esférico, pero también resguardándose atrás y empleando un fútbol más directo y vertiginoso. Es lo que pedía a la secretaría técnica a su llegada un Jiménez cuyo sistema matriz es el 4-4-2, pero que en solo cuatro partidos ya ha probado la defensa de tres y, como el viernes, el jugar con un solo delantero.

Son infinitas las posibilidades con una plantilla que ya asusta y que cuenta con un fondo de armario impropio de la categoría. Es tanta la competencia que Jiménez todavía no cuenta con un once ideal y todo apunta a que el técnico se irá adaptando dependiendo del rival y de las necesidades de cada encuentro. Materia prima de primera para que el paso por la categoría de plata sea lo más efímero posible.

Estrenos pendientes.

Todavía quedan cuatro futbolistas por estrenarse. Nauzet Pérez, Parras, Deivid y Araujo no han debutado todavía en lo que va de temporada por diferentes motivos. El portero, previsiblemente, será el encargado de defender la portería amarilla en la Copa del Rey, mientras que las lesiones han impedido volver a enfundarse la camiseta amarilla tanto al central isleño como al punta argentino. Por su parte, Parras, único jugador procedente del filial, tendrá bastante complicado ganarse los minutos. De momento no ha entrado en ninguna convocatoria por decisión técnica.