Y Mamé León lo vio desde el cielo

    Cargando reproductor ...
20/02/2020

Jornada inolvidable con motivo de un acto monográfico sobre la figura del emblema de la UD Las Palmas y que juntó a toda su familia, con sus hijos y hermanos en primera línea, excompañeros, admiradores y gentes del fútbol. Nadie quiso perderse un homenaje en el que fueron inevitables las lágrimas y las evocaciones sentidas.

María, Carla, Armando y José, hijos. Mari Carmen y Luis Fernando, hermanos. Nietos, sobrinos y círculo íntimo. Mamé León estuvo presente ayer en CANARIAS7 en un acto que desbordó emociones y evocaciones sentidas a propósito de su figura. La iniciativa de este periódico de rendir tributo póstumo a uno de los jugadores más relevantes de la historia de la UD Las Palmas y del fútbol canario, desaparecido el pasado sábado a los 75 años, fue todo un éxito de convocatoria por la presencia, familia en primera línea, de dirigentes, excompañeros y personalidades del balón. Resultó conmovedor comprobar el poder de atracción de Mamé, que, como lo fue en vida, tuvo imán y encanto para reunir a quienes compartieron con él vivencias dentro y fuera de los terrenos de juego. Ver a Paco Castellano estar al borde del llanto al referirse a él, notar a Segundo Almeida quebrarse cuando dirigió su alocución a los presentes, o constatar la admiracón con la que Miguel Ángel Ramírez hablaba de alguien a quien impuso la insignia de oro y brillantes en 2010, certificó que, en efecto, referirse a Mamé supone un ejercicio de grandeza y profunda reverencia a un legado sin igual.

Cargando reproductor ...

Todos entendieron que, por encima del dolor que supuso su partida, debía imponerse el orgullo de haber podido disfrutar y conocer a una personalidad arrolladora, de las que calan y dejan huella eterna. Todos los que cogieron el micrófono para tomar la palabra se movieron en los parámetros de elogio sincero, afecto justificado y agradecimiento por la ayuda que recibieron del emblema del Insular. «Daban igual el rival, las circunstancias o los pronósticos. Mamé siempre presumía de la UD», enfatizó, ilustrativo, Ramírez.