Eric Curbelo, en un lance del partodo. / Laliga

Para esto volvió Viera (1-1)

El mediapunta salva un punto en el campo del líder cuando el Almería ya celebraba el triunfo

Kevin Fontecha
KEVIN FONTECHA Almería

Tablas agónicas en Almería, donde Las Palmas no fue superior a su rival y donde el líder demostró por qué va primero en la tabla, pero donde también Viera marcó la diferencia. Solo Pejiño creaba peligro y nada pudo hacer Raúl para evitar el gol de Portillo. Y, cuando los locales ya cantaban la victoria, Viera silenció a la grada con el tanto del empate.

Sin filtros ni respeto, como si solo existieran los tres puntos en los Juegos del Mediterráneo. Con ambos equipos exhibiendo colmillos y compitiendo a los golpes, el Almería asestó primero la puñalada. Raúl evitó el gol de Ramazani, pero en el rebote no pudo hacer nada ante la picadita de Portillo. Pejiño respondía con un disparo que Fernando mandaba a córner y Eric Curbelo se bastaba para secar a Sadiq, amenaza local y pichichi de Segunda. Uno abajo al descanso, Mel sentaba a Moleiro y daba entrada a Pinchi en busca de la reacción amarilla.

No encontraba a Viera la UD en la segunda mitad y el Almería no sufría apuros. La lesión de Ramazani, el mejor de los locales, daba un respiro a Cardona. Solo Pejiño asustaba a Fernando y casi le cuela un gol con la derecha que se fue arriba por poco en el 64. Luego Jesé dejó sitio a Sadiku. Loiodice y Navas también tuvieron minutos. Al final, solo un chispazo cambió la película. Navas encontró al fin a Viera, que tiró un desmarque y el defensa falló. Ahí el de La Feria ni perdonó. Punto en un campo de enjundia.