Fútbol: UD Las Palmas

Una semana y todos los frentes abiertos

25/08/2019

Se esperan unos días frenéticos de aquí al 2 de septiembre en los despachos de Las Palmas. El club pretende como mínimo cerrar tres llegadas, con Viera a la cabeza, y concretar las salidas de Mauricio Lemos, Pekhart y Christian Rivera.

Comienza hoy la última semana antes del cierre de mercado y la UD afronta este tramo final con todos los frentes abiertos tanto en altas como en bajas. Los despachos en Siete Palmas funcionaron a pleno rendimiento en estos siete días con operaciones que solo hay que rematar, pero también con negociaciones más complejas que se deben acelerar en las próximas horas. Venta de jugadores con los que se pretende hacer caja o que simplemente no cuentan, y adquisición de efectivos que refuercen sobre todo una parcela ofensiva demasiado diezmada.

En el capítulo de altas, la más cercana que está de concretarse es la repatriación de Jonathan Viera hasta enero. El futbolista ya regresó de China después de haber pasado las pruebas médicas para conocer el estado de su hombro derecho y habiendo ampliado su contrato con el Beijing Guoan hasta 2021. Continuará aquí su recuperación de manos de Juan Naranjo mientras espera el visto bueno de su club para cerrar su cesión a la Unión Deportiva. Otra incorporación con la que el club no encontrará problemas para cerrar es la de Momo. Actualmente sin equipo, la entidad amarilla valora hacerle ficha profesional ya que ve con buenos ojos la ayuda de un jugador que siempre cumple, que hará grupo y que serviría de ejemplo a todos los jóvenes canteranos que conforman esta temporada la plantilla del primer equipo.

A Srnic y Parras también se les busca salida pero si al final se quedan, Mel contaría con ellos

Nosa Igiebor es el último nombre propio de esta lista de posibles fichajes. Un centrocampista potente, de vocación ofensiva y que ahora se encuentra sin equipo. Pepe Mel lo conoce bien puesto que coincidió con él en el Betis y vería con buenos ojos su llegada. El futbolista nigeriano, de 28 años, ha sido ofrecido a Las Palmas y el club se lo piensa al tratarse de un jugador con un perfil que no se tiene actualmente en la plantilla. Muy físico, mediocampista de los que le gusta pisar las dos áreas, en pretemporada incluso se contempló la posibilidad de que se entrenase con el equipo amarillo para que el técnico valorase su estado físico. Pero finalmente esta posibilidad se terminó descartando y ahora Igiebor, que ha sido internacional absoluto con su país, espera una llamada de la casa amarilla para tratar de recuperar su mejor versión después de haber fracasado tanto en Canadá como en Chipre, sus dos últimas aventuras.

En el plano de las bajas, el club también tiene muy claro quien tiene que salir. Mauricio Lemos, y en contra de lo que le gustaría a Mel, tiene un pie y medio en Francia. Su marcha será la primera en producirse por medio de una cesión con opción de compra hacia un conjunto galo de la Ligue 1. Ya hay acuerdo, y la UD, a pesar de que sabe que se trata de un jugador del agrado del entrenador, no puede rechazar los dos millones que ganará gracias al ahorro de la ficha del futbolista y la compensación que le ofrece el club comprador.

El caso de Tomas Pekhart es más evidente. El delantero no cuenta nada para el profesional madrileño como así se evidenció en la última convocatoria. El atacante checo, al que le queda un año más de contrato, se quedó fuera a pesar de que está inscrito en la Liga y de que Las Palmas viajó a Málaga con numerosas bajas y con un solo delantero (Rubén Castro). Lo mismo ocurre con Christian Rivera, al que se le busca equipo. Aunque el caso del centrocampista es algo distinto ya que cuenta con mucho más cartel por su edad (22 años), su proyección y el buen rendimiento que dio durante la segunda vuelta de la pasada temporada en el Huesca. La Unión Deportiva espera hacer caja con la venta de un jugador que fue fichado hace solo un año.

Por otro lado están los casos de Srnic y Diego Parras. Tampoco se cuenta con ellos pero, a diferencia de los tres casos anteriores, el club sabe que es muy posible que se queden en el Gran Canaria. Si llega alguna oferta por alguna de los dos, la UD estaría encantado, sin embargo en el caso de que se queden se espera que Pepe Mel pueda sacarles algún tipo de utilidad.

En definitiva, se producirán de aquí al 2 de septiembre como mínimo tres altas y tres bajas. Y eso sin descartar algún as que tenga guardado bajo la manga Rocco Maiorino. Debido a los problemas con el límite salarial, este año la UD se ha visto corriendo a contrarreloj, pero hay confianza absoluta de que una vez finalice el mercado de fichajes, Mel contará con un equipo ilusionante y competitivo.

  • 1

    ¿De quién cree que es la culpa del pésimo arranque liguero de la UD Las Palmas?

    El presidente.
    El entrenador.
    La plantilla.
    De todos por igual.
    Votar Ver Resultados