Un agujero que complica el camino

05/11/2019

La UD Las Palmas acumula tres derrotas consecutivas ante el Cádiz, el Fuenlabrada y el Zaragoza, con ocho goles recibidos y tan solo uno anotado por Jonathan Viera a balón parado. Unos guarismos que devuelven a la cruda realidad

óliver suárez armas las palmas de gran canaria

La Unión Deportiva Las Palmas presenta una propuesta de juego definida desde la llegada de Pepe Mel al banquillo, pero había encontrado también el equilibrio necesario en ambos lados del terreno de juego para firmar un pleno de 12 puntos tras imponerse de forma continuada al Albacete, a la Ponferradina, al Lugo y al Deportivo de La Coruña, lo que catapultó a los amarillos a la zona de promoción de ascenso y recuperó el sueño de volver a la élite. La solidez defensiva para solo encajar dos tantos y la magia de Jonathan Viera y Pedri González, junto al destape goleador de la torre checa Tomàs Pekhart, multiplicaron las opciones del representativo de aspirar a cotas mayores que la pregonada permanencia.

Sin embargo, tres tropiezos seguidos ante el Cádiz (2-0), el Fuenlabrada (1-3) y el Real Zaragoza (3-0) han devuelto a la Unión Deportiva Las Palmas a la cruda realidad de la categoría de plata. La lesión del central argentino Martín Mantovani, el líder indiscutible de la zaga, ha lastrado de sobremanera a una línea de la retaguardia que hace aguas con el tándem formado por Aythami Artiles y Mauricio Lemos. Ocho goles recibidos en tres jornadas propician un agujero que complica el camino. El objetivo es frenar la hemorragia para enderezar el rumbo y la primera ocasión para conseguirlo será ante el Alcorcón este sábado, a partir de las 19.00 horas, en el Estadio de Gran Canaria.

«Los números no engañan y los tenemos que usar para mejorar. En los últimos tres partidos nos han hecho ocho goles y así es imposible. Pero, igual que hicimos muchas porterías a cero, la lectura es que cuando defendemos los diez de campo nos va bien, y si estábamos bien colocados... Eso lo hemos perdido y debemos volver a encontrar la frescura», argumentó Mel en la comparencia posterior al batacazo en La Romareda.

Además, la ausencia de Pedri González, el juvenil de 16 años que guía el juego amarillo, por acudir con España al Mundial Sub-17 de Brasil ha oscurecido una sala de máquinas y de creación en la que Jonathan Viera incluso extraña a la promesa tinerfeña. Una sociedad que funcionaba y deleitaba para vencer y convencer en cuatro fechas ligueras de ensueño.

«Hemos perdido el camino que encontramos en esas cuatro victorias seguidas», lamenta el máximo responsable técnico de la Unión Deportiva Las Palmas para volver a creer.

  • 1

    ¿Cree que la UD Las Palmas volverá a ganar tras el regreso de Pedri?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados