Fútbol / UD Las Palmas

Tino Luis para acelerar por Narváez

22/06/2020
ETIQUETAS:

En las últimas horas, y de manera subrepticia, la UD podría estar gestionando uno de sus primeros fichajes para la próxima campaña. Y es que el movimiento inesperado que ha llevado a Tino Luis Cabrera de regreso al Betis para ser el auxiliar de Alexis Trujillo en el banquillo verdiblanco hasta final de temporada, cuando ya estaba en la isla y presto para ser presentado como nuevo secretario técnico de Las Palmas, se contextualiza en un clima de colaboración y cortesía entre las entidades del que en la zona noble del Gran Canaria se espera obtener algún rédito en el futuro inmediato. Y es que el Betis, sabiendo el pacto UD-Tino Luis, quiso consultar con Ramírez la posibilidad de volver a reclutarlo ante la petición expresa de Alexis y pese a que esto interfería en la hoja de ruta que ya tenía con él a nivel protocolario. Su fichaje, con todo, no peligra y será efectivo en unas tres semanas.

La respuesta del presidente fue de absoluta comprensión con las urgencias béticas y este gesto de empatía puede tender puentes para prolongar el préstamo del colombiano Juanjo Narváez, cedido por el club de Heliópolis y al que Luis Helguera pretende retener para el próximo curso en consonancia con las apetencias de Pepe Mel, quien avaló el verano pasado su llegada y que, con el mercado y las economías en depresión, le considera una opción de futuro capital en la reconstrucción de la UD.

Narváez, de 25 años, se ha adaptado a la perfección a la vida aquí y, a nivel profesional, disfruta del rol que pretendía, habitual en el once y con la confianza plena de técnicos y compañeros. Hasta la fecha ha participado en 19 encuentros, con el adorno de cinco goles y mostrando una polivalencia en el frente ofensivo que es un seguro de vida, pudiendo actuar en las dos bandas, de enganche o como referencia arriba. Es, además, un tipo comprometido y agradecido, capaz de ofrecerse para jugar recién salido de un quirófano, como aconteció tras su operación de una fractura nasal en enero. Con máscara protectora y una voluntad de hierro, desafió todos los miedos y se puso al servicio del grupo, un detalle tremendamente ilustrativo.

El ariete sudamericano ya ha recordado que el Betis es el propietario de su pase y tendrá que acatar órdenes, si bien la opción de estabilizarse en la UD, conocido el entorno y la valoración que se tiene de él, reman a favor de poder alargar el vínculo.

Se vislumbra competencia por Narváez, que tiene buena fama en la categoría y no parece que le vayan a abrir hueco en el Betis. El enemigo añadido vendrá con los pretendientes que llamarán a la puerta del futbolista, más revalorizado que en sus anteriores etapas en el Córdoba o Almería y con un mercado amplio.

Pero la UD, previsora, confía en haber cobrado ventaja en la carrera con lo que ha hecho con Tino Luis Cabrera.