Viera y Pedri durante un entrenamiento en Barranco Seco. / C7

Ni con Rubén, ni con Pedri, ni con Jesé, ni con Viera

Tras cuatro intentos fallidos desde el descenso de 2018, teniendo grandes jugadores en nómina, se volverá a la carga de nuevo

IVÁN MARTÍN CHACÓN las palmas de gran canaria.

Tras competir tres temporadas en Primera División, la UD Las Palmas descendió a Segunda en la temporada 2017-18, hace ya cuatro años. Durante ese periodo la entidad amarilla sólo tuvo cuatro entrenadores; el primero, Manolo Jiménez que entrenó a la UD durante catorce encuentros, y sería sustituido por un viejo conocido en la isla, como es Paco Herrera, el hombre del último ascenso a la máxima categoría. Sin embargo, el entrenador catalán no llegó hasta final de temporada tras sumar tan sólo trece puntos en trece partidos. El encargado de revertir la situación del equipo durante esa campaña y casi tres más fue Pepe Mel.

Con la intención de volver a la denominada mejor liga del mundo, el equipo se ha reforzado de manera uniforme campaña tras campaña para intensificar, sobre todo, la parcela anotadora de cara a conseguir goles que valgan puntos. Se han efectuado fichajes de calidad para poder competir con los grandes equipos de la categoría y acabar el curso en los puestos altos de la tabla luchando por el ascenso.

Incorporaciones como la del experimentado delantero Rubén Castro, que siendo la estrella del equipo ese mismo año y que, a pesar de aportar 15 goles al equipo, no sirvió para que la UD se metiera en playoffs por el ascenso en la temporada 2018-19.

Al curso siguiente, Pedri González era la gran esperanza de la UD, en la temporada en la cual se consolidaría el madrileño Pepe Mel como técnico amarillo. Además, se hizo oficial la cesión de Jonathan Viera hasta final de temporada, tras varios meses de negociación e incertidumbre con el Beijing Guoan. Y por último, Jesé Rodríguez, el último atacante grancanario, fichaje estelar de la temporada 2021-22, empezó con una motivación y un estado de ánimo envidiable, anotando goles, participando en buenas jugadas colectivas, hasta dando asistencias. Sin embargo, su segunda vuelta no fue del agrado de nadie, y el 10 terminó por romper su vinculación con la entidad de Pío XII y marcharse a la Superliga turca a probar suerte en el MKE Ankaragücü.

A mediados del pasado curso, Mel sería destituido, y en su lugar aterrizaría en Gran Canaria Xavier García Pimienta, un técnico 'estilo Barça' que encaja a la perfección con el plantel y con la filosfía de juego de este club desde, prácticamente, sus inicios. En la segunda temporada de Pimienta, el objetivo es resarcirse del mazazo recibido en los playoffs, y dar la mejor versión de cara a una liga que se espera apasionante con buenos fichajes en todas las parcelas, pero, sin tener idea a falta de un día para el comienzo de liga, de quién será el refuerzo en la parcela ofensiva. No se sabe a ciencia cierta qué jugador formará de inicio como referencia de ataque.

Este año, la V al cuadrado, Viera y Vitolo, sociedad perfecta, será la encargada de tirar del carro y dar la cara por el equipo en las situaciones no tan buenas, en lo que será el quinto intento consecutivo para lograr el objetivo. Y aunque algunos presagian el ascenso directo, la realidad es que hay que ir paso a paso. La Liga Smartbank es una competición muy larga, con 42 jornadas, en la que no caben especulaciones precipitadas, como ya dijo Viera.

Este año 2022, el mago de la Feria se ve muy motivado y ve al equipo comprometido con el nuevo proyecto que está forjando la directiva del club y el cuerpo técnico de García Pimienta. El capitán de la UD confía en que se pueda conseguir. Por su parte, Vitolo lleva prácticamente un curso sin jugar, con apenas breves apariciones en cuatro partidos del Getafe CF, pero si hay algo que está claro, es que el extremo va a intentar dar su mejor nivel para ayudar a los sus compañeros a lograr el ansiado ascenso.