Ramírez dice que es «optimista» con la llegada inmediata de Viera a la UD

«Hemos hecho todo lo que podíamos, ahora la pelota está en el lado del Beijing Guoan»

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

El presidente de la UD Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, aseguró hoy, en declaraciones a UD Radio, que es «optimista» en cuanto a la posible incorporación inmediata de Jonathan Viera, si bien aclaró que «todo no depende» de la voluntad del club y del propio jugador porque, en un símil futbolístico, «la pelota está en la parte china», en referencia al Beijing Guoan, entidad que es propietaria de los derechos federativos del atacante.

«Viera, con total seguridad, va a jugar en la UD con total seguridad desde el 1 de enero de 2022. Ahora está lesionado y ha venido aquí a recuperarse porque la Liga de China finalizó este domingo y el parón es hasta principio de diciembre. Hay un preacuerdo entre Viera y la propiedad del Beijing para poder quedar libre ahora aunque él pierda muchísimo dinero. Se dieron estas circunstancias, pero él no es libre hasta que el club no le dé la libertad. Ahí estamos esperando. Igual nos dicen que se puede hacer o no. No depende de nosotros. Hemos hecho todo lo que teníamos que hacer», dijo.

Ramírez abundó en sus explicaciones: «Si el equipo chino decide acceder a eso, se ahorrará dinero. Si no, Jonathan volverá a China en noviembre, jugará uno o dos partidos y volverá. Le he dicho a Jonathan que no debe tener ninguna presión. Él quiere venir ya. Entre la UD y Jonathan está todo claro. Soy optimista por naturaleza y porque la coherencia lo marca, y no atisbo otra cosa que no sea lo que todos queremos. He emitido un escrito al Beijing Guoan. Más no se puede hacer, pero no hay prisa y que suceda lo que tenga que suceder. Y si no viene ahora, no se acaba el mundo porque, insisto, como muy tarde, en enero estará con nosotros, que a nadie le quepa duda».

En relación a otros nombres propios, confirmó que Cedrés se irá cedido («queremos que compita, que se recupere bien de su lesión y es una salida que se dará con total seguridad»), avanzó que podía darse una baja más («si se produce, sería por cierre de contrato») y que con Sergio Ruiz «hasta diciembre no se podrá saber si puede seguir o no», al ser esa fecha en la que concluye su préstamo desde el Charlotte norteamericano.

También informó de que el Barcelona «no debe ni un euro» por las cláusulas estipuladas en el traspaso de Pedri en 2019, al tiempo que adelantó que «dentro de unos partidos», y en función de los partidos disputados por el tinerfeño con el club azulgrana, se ingresarán «cinco millones de euros más», lo que haría un total, hasta ahora, de «diecisiete millones y medio de euros» ingresados por el internacional de Tegueste.

Tampoco desaprovechó la ocasión el presidente para calificar como «magnífica» la respuesta de la afición, tanto en la campaña de abonados, en la que «pronto se superarán los 10.000 socios», como en la asistencia que se dio el pasado domingo ante el Valladolid, en el primer partido que admitió la presencia de público tras el estallido de la pandemia del coronavirus («si el equipo no perdió fue en gran parte por el apoyo de la gente desde las gradas»).