Por la sonrisa de Gran Canaria

31/08/2019

Partido con tintes solidarios, en el que el dinero recaudado ayudará a reforestar la isla, y en el que la UD tratará de dejar los tres puntos en casa para conseguir el primer triunfo del curso. Sin Timor, Mauricio Lemos podría tomar la sala de máquinas.

Sigue el manicomio de Pepe Mel. Todavía sin saber cómo va a acabar la plantilla al cierre del mercado, hoy no podrá contar con David Timor, último en coger la maleta y abandonar el barco. Le está tocando remar a contracorriente al técnico de la UD. No paran de crecerle los enanos y esta tarde llega un Racing de Santander que tratará de pescar en río revuelto. Los ajustes económicos marcados desde LaLiga están mermando a Las Palmas, que bien podría haber barajado la posibilidad de que esto pasara si no se ascendía a Primera División el curso pasado. Ahora, haciendo encajes y malabares con lo poco que hay, tratará de maquillar los despropósitos en los despachos con una victoria revitalizante ante sus aficionados. Un triunfo que, además, cobrará mayor protagonismo, pues se le podría dedicar a una isla que, gracias a unos valientes, sobrevivió a las llamas. Con ellos en las gradas, y teniendo en cuenta que la totalidad del dinero que se saque en la venta de entradas irá destinado a la reforestación de Gran Canaria, el representativo tratará de cosechar los primeros tres puntos del campeonato. Y no faltará coraje para ello. Por el honor de los afectados. Por el corazón y los pulmones de la isla, la Unión Deportiva peleará para dejar el triunfo en Gran Canaria. Hoy corren todos, no solo los que estarán sobre el césped. Mel lo sabe y quiere aprovechar el oxígeno de una grada que se prevé llena en una cita con tintes solidarios.

Con todo, y tras la baja de Timor, que se fue al Getafe, Las Palmas tendrá que salir a pelear con lo que tiene en nómina. Alejarse de rumores como los que sitúan a Pedri en el Barcelona y de la incorporación de Viera para sacar los dientes y asaltar la primera victoria de la temporada se antoja primordial, pues la semana que viene se visita el Heliodoro Rodríguez López para el derbi canario y hay que estar bien de moral. En el corazón del vestuario no se concibe otra opción que no sea la de derrotar al Racing de Santander, un equipo histórico que logró el ascenso el verano pasado a la categoría de plata del fútbol español.

Para la batalla Mel seguirá fiel a sus principios y a su filosofía de juego. Presión asfixiante, defensa férrea y músculo para imponerse al rival. En portería continuará Josep Martínez. El arquero de Alzira tratará de hacerse largo para evitar que perforen su arco. En la retaguardia todo hace indicar que el madrileño no moverá nada. De momento, la zaga está funcionando y ya saben, lo que funciona no se toca. Así, Eric Curbelo tomará los mandos en el lateral derecho, mientras que De la Bella hará lo propio por el carril izquierdo. En el centro, Mantovani y Aythami se harán poderosos. Por delante nacen las dudas. Sin Timor, parece que Mauricio Lemos llevará el timón del equipo, acompañado por Ruiz de Galarreta y Kirian Rodríguez. En los extremos habrá que ver si pueden jugar Cedrés y Drolé. Un puesto es fijo para Pedri, en el otro hay más dudas. En la punta del ataque, el pistolero Rubén Castro intentará destrozar al combinado cántabro.

En una temporada que se antoja complicada, y visto lo visto ya lo está siendo, hacer que el recinto de Siete Palmas sea un fortín podría tener la llave para concluir la campaña sin apuros y, quién sabe, mirando hacia arriba en la tabla clasificatoria. Gran Canaria debe rugir hoy. El estadio será una caldera y la solidaridad que se ha venido viendo días atrás con los tres incendios sufridos saldrá a relucir en las gradas, lo que podría suponer un plus de energía para los once guerreros amarillos por los que apueste Mel.

Las dos últimas incorporaciones del Racing, el delantero David Rodríguez y el centrocampista Ari Nkaka, entraron en la convocatoria y podrían disputar sus primeros minutos en el equipo verdiblanco. El entrenador del Racing, Iván Ania, no descartó que puedan jugar, ya que Nkaka debutó con el Almería en la primera jornada, con gol incluido, y David Rodríguez puede tener su oportunidad, aunque el técnico ha matizado que «no está para 90 minutos».

Con quien no podrá contar Ania es con los lesionados Kitoko y Toribio, que sufre una lesión en el esternón, ni con los dos guardametas del primer equipo, Iván Crespo y Luca Zidane, por lo que a entraron otra vez en la lista los jóvenes Lucas y Germán.