Pepe Mel, intocable y reforzado

16/09/2019

Pese a los malos resultados en el arranque liguero, que tienen a la UD en puestos de descenso, no se cuestiona al técnico, cuyo crédito a ojos del presidente está intacto. Hay confianza en el madrileño, quien mantiene su mensaje optimista y energizante.

Pepe Mel tiene las fuerzas intactas para obrar la reacción de la UD, después de que se hayan consumido cinco jornadas del campeonato con el pobre balance de tres puntos de quince posibles. Preocupado por la dinámica del equipo, ahora en puestos de descenso a Segunda B, el preparador madrileño insiste en que, pese a las limitaciones actuales por las lesiones, podrá sacar rendimiento y puntos a la capacidad de sus jugadores, de ahí que huya de discursos derrotistas y se empeñe en sacar conclusiones constructivas en mitad de la tormenta. Tras el 0-3 ante el Almería, el entrenador habló con Miguel Ángel Ramírez y le transmitió su absoluta confianza en el plan que tiene entre manos. El presidente le trasladó su aliento y ánimo, además de mostrarse comprensivo con las circunstancias que, en estos momentos, juegan en contra de los intereses propios.

Hay plena sintonía Ramírez-Mel, lo que facilita el clima de confianza que reina de puertas para adentro. Mandatario y técnico son coincidentes en planteamientos: hay calendario y tiempo por delante y todo es reversible. Ambos mantienen muy presente que la campaña recién iniciada requerirá paciencia y siempre bajo la premisa de asegurar la permanencia por encima de todo. Que el primer triunfo todavía se resista es un factor que no ayuda, si bien se atribuye a una coyuntura adversa sostenida, además, por infortunios puntuales, tales como el penalti dudoso señalado al Málaga en el empate en La Rosaleda (1-1), el gol sobre la bocina del Racing para el definitivo 2-2 en el Gran Canaria o la nula suerte en el derbi, terminado sin goles, en el que se disfrutó de superioridad numérica durante los últimos quince minutos. «Fueron partidos que se debieron ganar», se sostiene en Barranco Seco a la hora de hacer balance para sostener el trabajo que se está realizando. De hecho, hay unanimidad al estimar que el Almería ha sido, hasta ahora, el único rival que mostró una superioridad manifiesta.

Ramírez ve una UD a corto y largo plazo con Mel en la banda, sin planteamientos sucesorios ni tentaciones de mirar a otros perfiles. Así lo dijo cuando lo renovó, en junio, y pese a sus estadísticas discretas, y así lo mantiene ahora. El alto mando de la entidad ve más necesaria que nunca la estabilidad en el banquillo ya que se opina que el perfil del actual inquilino es el apropiado para gestionar todos los jugadores y condicionantes con los que se debe remar hasta junio.

Mel aceptó el desafío de seguir consciente de que podía enfrentarse a encrucijadas como la actual. «Está habituado a la presión y sabrá reconducir todo, le sobran conocimientos, personalidad, capacidad y experiencia», insisten a propósito del entrenador desde las instancias superiores sobre su figura.

Pero el optimismo moderado que hay respecto al futuro que se prevé no exime de localizar errores y aspectos que urge solventar. Más allá de las lesiones, aspecto que escapa al control propio, Mel está en la labor de introducir correcciones y matices en la dirección de mejorar el funcionamiento de la UD.

La posibilidad de explorar al inédito Álex Suárez en la zaga, devolver los galones a Fabio en la zona ancha o dar la titularidad en el frente ofensivo a un Drolé que ha gustado con sus incursiones desde el banquillo son algunas de las soluciones que están sobre la mesa a la vista de las deficitarias prestaciones colectivas en este arranque liguero.

No hay intocables a ojos de Pepe Mel y en los dos partidos que vienen (jueves ante el Sporting y visita el domingo al Girona) se depositan las esperanzas de iniciar el viraje a mejor y, faltaría más, con el acompañamiento de puntos. La que hoy arranca se espera sea la semana del despegue para blindaje de males mayores.

  • 1

    ¿Debe denunciar la UD Las Palmas la falsedad del acta arbitral del partido de Cádiz por la expulsión del entrenador Pepe Mel?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados