Monteagudo, enemigo cordial

05/12/2018

Exjugador de la UD, amigo de Miguel Ángel Ramírez, antiguo compañero de David García, Momo, Rubén o Nauzet, el técnico del Lugo también fue discípulo de Paco Herrera en el Mérida.

A esta UD plagada de urgencias y sin margen de error le aguarda el domingo en Lugo un enemigo cordial en la figura de Alberto Monteagudo, entrenador del conjunto gallego y que, por un día, aparcará sus simpatías y adhesiones afectivas al club grancanario. «Siempre miro los resultados de la UD y le deseo la mejor de las suertes. Pero soy un profesional y sí, durante todo lo que dure el partido, haré todo lo posible por ganarle a una entidad que llevo en el corazón», admite. Las simpatías de Monteagudo por Las Palmas tienen raíces profundas y datan del año 2002, cuando fue fichado del Real Murcia para reforzar el centro del campo. Tan buen recuerdo dejó en aquella temporada a las órdenes de Yosu Uribe que, en enero de 2006, volvió a ser reclamado por la UD para reforzar una plantilla que acabaría logrando el ascenso a Segunda. Las lesiones le impidieron mayor vuelo como jugador profesional con la camiseta amarilla, totalizando 48 partidos en su hoja de servicios. Ahí granjeó una sintonía con Miguel Ángel Ramírez que todavía perdura y que a punto estuvo de convertirle en entrenador amarillo en el verano de 2012, cuando la dirigencia, tras hacer una ronda de consultas e incluirle en la nómina de candidatos, terminó eligiendo a Sergio Lobera. «Del presidente únicamente puedo decir cosas buenas. Es un caballero en todos los sentidos. Lo conocí desde que entró en la UD y sus logros están a ojos de todo el mundo. No dudo de que volverá a llevar al equipo a Primera porque jamás se rinde», asegura.

En junio de 2012 pudo convertirse en entrenador amarillo, pero eligieron a Lobera. «A Las Palmas siempre le deseo lo mejor», dice

Antiguo compañero de aventuras de David García, Rubén Castro, Nauzet Pérez o Momo, todavía en activo, también guarda fuertes vínculos con el cuerpo técnico. Paco Herrera fue su entrenador en el Mérida, en el curso 1999-2000, y son buenos amigos («le tengo afecto y respeto y hace poco, cuando coincidimos en Grecia semanas atrás, me llamó para interesarse por mí y darme consejos»), también estuvo en esa etapa con el preparador físico Andrés Noval («una gran persona y profesional») y, por si fuera poco, recomendó la contratación del técnico de porteros José Esteban Yepes, al que avaló personalmente ante Ramírez tras haber trabajado junto a él en el Cartagena.

Monteagudo admite que será «un día muy especial» para él y lamenta la mala racha que marca la actualidad del conjunto isleño, al que considera «candidato número uno a ascender por la vía directa». Y lo seguirá pensando pese a que apuesta por sus futbolistas en esta confrontación: «Ganaremos, pero desde el domingo espero que haga lo propio Las Palmas y remonte posiciones para meterse arriba y quedarse ahí».

«La UD siempre es potente, por mucho que atraviese un momento malo de resultados, y con Paco Herrera hay garantía de pelea y competitividad. Será un partido muy duro aunque nosotros vamos a más y jugaremos nuestras armas, más jugando en casa», apunta el preparador manchego, quien, antes de recibir a la UD, afrontará mañana la vuelta de los dieciseisavos de final de Copa en el campo del Levante tras el empate (1-1) en la ida.

  • 1

    ¿Le parece correcto que el árbitro se disculpe después de descubrir el error en el penalti que dio el empate al Tenerife frente a la UD Las Palmas este domingo?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados