Mesa: «No estoy contento porque mi situación ha cambiado»

    Cargando reproductor ...
11/01/2019

El centrocampista tinerfeño analiza la situación de un representativo que acumula diez jornadas sin ganar y, al mismo tiempo, se muestra contrariado por haber desaparecido del planteamiento inicial de Paco Herrera en los últimos tres compromisos ligueros. «He demostrado en el campo que puedo tener un sitio en el once; estoy molesto porque quiero jugar más», confiesa. Lea la entrevista completa este viernes en CANARIAS7.

— La UD, que ocupa la duodécima posición con 25 puntos, acumula diez jornadas sin ganar y se encuentra a 13 puntos del ascenso directo, a nueve de la promoción y a tan solo cinco de las plazas de descenso. ¿Qué análisis hace de esta situación?

— Está claro que estamos en una mala situación. Estábamos hechos para otras cosas, pero estamos lejos de ese objetivo. Todos están viendo que estamos haciendo una mala campaña porque los números están ahí, pero por suerte todavía hay tiempo para cambiar las cosas. Evidentemente, cada vez queda menos, pero está claro que el equipo tiene margen para cambiar la situación y tirar para arriba, por lo que, por supuesto, vamos a intentarlo.

— Lo cierto es que únicamente obtener siete de los últimos 30 puntos en liza, con solo diez goles a favor y 18 en contra, es un balance tremendamente pobre para una plantilla confeccionada para retornar a la Primera División por la vía rápida. ¿Cómo se ve en el vestuario?

— No tiene una explicación clara, ojalá la tuviera porque así se solucionaría para poder mirar hacia arriba. No sabemos por qué, pero, evidentemente, algo está fallando. Hay que intentar corregirlo y empatamos en la última jornada. Está claro que, con todos mis respetos al Rayo Majadahonda, al final un empate es pobre y quien se quede con eso está lejos de la realidad del club. Pero bueno, ya sumamos un punto y en casa tenemos que seguir siendo fuertes, que es cierto que aquí todavía no hemos perdido y tenemos que intentar sumar de tres porque el Osasuna es una rival que ahora mismo está haciendo las cosas muy bien, viene en una dinámica espectacular. Pienso que si le ganamos, seguro que el equipo cambiará un poco ese chip e intentaremos ir hacia arriba.

— La llegada de Paco Herrera por Manolo Jiménez tampoco ha supuesto el revulsivo esperado, siendo incapaz de ganar en los seis choques que lleva al frente del proyecto. ¿Ha notado algún cambio?

— Cuando cambias un entrenador buscas variar la dinámica y que empiecen las victorias, pero no hemos conseguido ninguna. Es duro porque ya han pasado muchas jornadas y no hemos cambiado nada. Está claro que el míster viene con sus ideas y, aunque ya ha pasado un tiempo, no terminamos de cogerlas o de que el equipo empiece a tirar hacia arriba. Ya digo que tenemos ese debe de que hay que empezar a sumar de tres.

— El entrenador catalán habla de que percibe mejoras en el colectivo. ¿A qué cree que se refiere?

— A que no te encajen, pero, al final, jugamos ante un rival que, evidentemente por plantilla, es inferior e igual estuvo en eso, que nos crearon poco. Ojalá lo consigamos ante todos los equipos que no nos encajen y nosotros marcar, pero empezamos por eso. Es poco, pero hay que quedarse con un empate fuera, pero ya a sumar de tres en casa.

— Usted ha demostrado su capacidad para generar juego y pisar el área contraria aportando tres goles en la competición liguera. Sin embargo, ha perdido presencia en los últimos tres compromisos en los que ha entrado con los duelos bastante avanzados. ¿Qué opinión le merece?

— No lo sé, yo sigo trabajando igual que al principio. Llevo tres goles en la Liga y uno en la Copa del Rey. Es verdad que ahora no estoy entrando, lo hago prácticamente a última hora y es verdad que eso no me deja desarrollarme. Pero cuando no juego y la gente se sorprende, incluso dentro del equipo los compañeros me lo comentan, quiere decir que lo que estoy haciendo durante la semana sigue siendo bueno porque sino me sorprendería. Tengo que seguir trabajando y que el míster decida. Evidentemente, no estoy contento porque ha cambiado la situación y creo que, al final, he demostrado en el campo que puedo tener un sitio en el once, pero lo que está en mi mano es seguir entrenando cada semana como lo estoy haciendo y que luego el míster decida si cuenta conmigo o no.

— Precisamente, uno de los citados encuentros fue ante el Club Deportivo Tenerife, el equipo en el que se formó y reconoció a este periódico que sería especial marcar. ¿Le dolió no ser titular y disponer de tan pocos minutos?

— Sí, porque, además, venía de jugar todo el partido ante el Oviedo y también en Lugo y marcar. La verdad es que fue una sorpresa y anímicamente me tocó porque no me lo esperaba. Esperaba estar en ese partido y más que venía en una buena dinámica. Desde ahí, no he vuelto a entrar. Evidentemente, el míster tendrá sus motivos, pero está claro que no estoy contento porque mi situación ha cambiado y, en ese sentido, estoy molesto porque quiero jugar más.

— Y ante el Rayo Majadahonda entró en el minuto 83 el pasado lunes, sustituyendo a Mir. Un movimiento conformista para amarrar un empate tras tres correctivos consecutivos a domicilio. ¿Comprende que se le otorgue tanta importancia al punto logrado en el Cerro del Espino tras haber pinchado algunos candidatos al ascenso?

— Bueno, ya mirar tanto para arriba. Creo que tenemos que quedarnos con lo nuestro e intentar sumar. Es positivo porque vuelves a sumar, pero si lo analizas es insuficiente porque este equipo está hecho para otras cosas y un empate ante un equipo teóricamente inferior no debe darnos muchas alegrías. Pero bueno ya lo conseguimos y vamos a darlo por bueno. Si sumamos aquí de tres, las cosas se verán diferentes.

— ¿Le ha pedido explicaciones a Herrera por su salida del equipo? ¿Se ve señalado tras el 4-2 en Lugo?

— No he hablado con él, desde que llegó no he tenido ninguna conversación con él, me he limitado a hacer lo que sé, que es entrenar y darlo todo, y ya está. En Lugo se pierde, pero creo que dentro de esa derrota no fui de lo peor, incluso metí uno de los goles y venía muy bien. Entrenando me siento muy cómodo, los compañeros lo ven y me lo dicen. Al final, la gente que está conmigo dentro lo valora y eso me enorgullece, que mis compañeros vean que mi trabajo es bueno, pero el míster ha decidido otras cosas.

— El Osasuna, que es quinto clasificado con 35 puntos, visitará mañana la isla, firmando una racha de siete triunfos en los últimos diez encuentros -cuatro en los últimos cinco-, con 16 goles a favor y diez en contra, y solo recibiendo una derrota ante el Deportivo de La Coruña. No parece el rival propicio para reaccionar...

— Sí, es verdad que viene en una dinámica espectacular. Empezaron muy mal, incluso se planteó la salida del entrenador, pero han resurgido un poco. En casa es un equipo espectacular y fuera es verdad que tiene su debe, sin ser capaces de ganar, por lo que vamos a intentar aprovecharlo. Ellos vienen muy bien, pero es cierto que fuera no gana y nosotros aquí no hemos perdido. Esperamos que los puntos se queden aquí.

— El plantel que dirige Jagoba Arrasate apostó por usted en la temporada 2012-2013 para abandonar el Laguna. Estuvo cuatro campañas e incluso debutó en Primera División de la mano de José Luis Mendilibar. ¿Qué recuerda de esa etapa?

— Siempre he dicho que es el sitio que más tengo en mi corazón porque era la primera vez que salía de casa. En Pamplona me formé como jugador y como persona, con una situación diferente a la que estaba acostumbrado a vivir en Canarias y me lo dio todo. He jugado allí en Tercera, en Segunda B, en Segunda e incluso en Primera. Será muy especial porque a ese equipo le guardo muy buen recuerdo. Cuando marché conseguimos el objetivo del ascenso y ese día lo tengo guardado para mí.

— Supongo que sería un varapalo para usted no salir de inicio o no disponer de minutos mañana...

— Viendo un poco cómo se está dando todo, supongo que no entraré. Al final, el míster decide. Está claro que es un partido que me gusta jugar, pero ojalá no lo hiciera y firmo jugar todos los demás. Pero está claro que viendo cómo está el tema, supongo que no partiré de inicio.