Fútbol / UD Las Palmas

Mel medita: Raúl o Josep por Valles

05/06/2020
ETIQUETAS:

La portería de la UD no tiene dueño a una semana del partido ante el Girona, el primero de los once que quedan por disputar en el reinicio liguero. Tras casi un mes de trabajo acumulado en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco, luego del confinamiento domiciliario por la crisis del coronavirus, Pepe Mel medita apostar por un cambio en el puesto después de evaluar el nivel que le han venido ofreciendo en las últimas semanas los distintos cancerberos. Alvaro Valles ha sido el titular desde inicios de noviembre pero podría perder tal privilegio ante la pujanza de Raúl, inédito desde abril del año pasado, o Josep, en puertas de irse al Leipzig pero que desea despedirse del club siendo protagonista. Tanto Josep como Raúl han mostrado un estado de forma sobresaliente en las sesiones diarias, «un punto por encima de Valles» según destacan voces autorizadas del entorno de la plantilla, lo que ha aumentado las dudas del cuerpo técnico, en el que se ha instalado el debate.

José Esteban Yepes, preparador de los porteros, ha transmitido a Mel que los cuatro arqueros que hay en nómina, sumando Álex a Valles, Josep y Raúl, están preparados para asumir la responsabilidad, tanto desde el punto de vista físico como mental. En este sentido, tanto Raúl como Josep han dejado atrás ciertos vaivenes anímicos derivados de sus situaciones particulares, con un largo proceso de recuperación y una suplencia no esperada, respectivamente, para recuperar sus mejores versiones, favorecidos, también, por el tiempo extra derivado de las alteraciones en el calendario. Sin reproche alguno a las prestaciones de Valles, lo cierto es que el andaluz parece haber perdido la posición de ventaja que ostentaba por partir como el elegido habitual.

Mel va a seguir aplicando su manual de poner e los mejores y, por extensión, terminará de definir en estos días un relevo que parece anunciado. Fue el propio entrenador de la UD quien anunció, fechas atrás, que, por el formato intensivo de partidos, con tres a la semana, sería «casi imposible» mantener un once fijo, obligando a las rotaciones. Pero, curiosamente, esta rueda de cambios no afectaría a la portería, donde considera fundamental que su inquilino agarre confianza y continuidad para poder rendir a la altura de lo requerido.