Mel, a por un triunfo revitalizante

16/08/2019

El técnico encara el choque de este domingo ante el Huesca (19.00 horas) con máxima ambición. Sabe que una victoria reforzaría su idea y maquillaría los problemas en la confección de la plantilla

Pasado mañana arranca una nueva temporada para la UD y Mel quiere hacerlo por todo lo alto. Tras un verano algo anómalo, donde ha tenido que entrenar a «treinta y tantos» futbolistas, pese a que su petición era «tener una plantilla de 22 jugadores», el técnico madrileño espera cosechar el primer triunfo del curso ante un Huesca que es candidato claro al ascenso pero al que no tiene miedo. El preparador amarillo es consciente del potencial del rival y también de los problemas que va a tener a la hora de armar un once competitivo tras el atasco en la operación salida. En la lista de inscritos no tiene a dos pupilos como Kirian y Drolé, que en condiciones normales hubieran sido titulares este domingo, pero quiere un triunfo revitalizante y que refuerce su idea de juego.

Los once guerreros por los que apueste Mel están capacitados para plantar cara a cualquiera o, al menos, así lo ha dejado claro durante la pretemporada. Haciendo casi un ejercicio moral, el técnico ha cuidado y mimado a cada uno de sus jugadores, teniendo que conciliar incluso con los que no cuenta para esta campaña. Con las complicaciones varias que existen en el corazón de la UD (lesiones, reajustes presupuestarios y fichajes), el timonel amarillo es consciente de la importancia que va a tener el Gran Canaria, sobre todo durante las primeras jornadas, para poder recuperar la confianza perdida durante el año pasado, donde se iba a pelear por el ascenso y las sensaciones y los resultados no pudieron ser peores.

Una victoria ante un conjunto como el Huesca, que a base de fichajes con cierto nombre en la Liga, podría reforzar la moral de la plantilla grancanaria. Y a eso se va a aferrar Pepe Mel. El entrenador, doctorado ya en todo tipo de batallas en el balompié, tiene máxima ambición en las posibilidades de sus jugadores. Los canteranos que ha subido han respondido durante toda la pretemporada y el madrileño sabe que están preparados para dar el salto de categoría a nivel competitivo. Es por ello que no le va a temblar el pulso a la hora de apostar por Pedri. El atacante juvenil, todavía con 16 años, será, casi con total seguridad, de la partida. Con todo, la UD peleará por dejar los tres puntos en el recinto de Siete Palmas, cosa que se acontece crucial durante todo el año.

Así pues, el choque ante el Huesca, y teniendo en cuenta el calendario a corto plazo que se le presenta a Las Palmas (Huesca, Málaga, Racing de Santander y Tenerife), se antoja importante de cara a empezar a coger confianza y poder afrontar así en la mejor de las condiciones posibles, el tramo final de agosto y el principio de septiembre. Mel, que está trabajando a diestro y siniestro pensando en cómo hacerle daño al combinado oscense, sabe que la afición va a arropar a los suyos. Una UD plagada de canteranos siempre atrae.