Fútbol / UD Las Palmas

La UD prioriza a Mel, pero no cierra otras vías

01/07/2020

Pepe Mel dirigirá hoy la última sesión de trabajo antes del partido de mañana en Huesca y comandará la expedición a la capital aragonesa ya sin tener vínculo laboral firmado con la UD, después de que su contrato se extinguiera ayer. Aunque días atrás avisó de que, por las circunstancias especiales de la temporada, no tiene problema alguno en seguir ejerciendo hasta el final del calendario junto a sus auxiliares, la situación no deja de ser paradójica y más cuando desde hace meses se viene pregonando una renovación, la suya, que no termina de ejecutarse. Tanto el presidente, Miguel Ángel Ramírez, como el director deportivo incorporado en marzo, Luis Helguera, se han pronunciado a favor de que Mel inicie la que sería su tercera campaña al frente del equipo. Pero, entre los malos resultados que se dieron antes del parón y la suspensión de la competición todo se enfrió hasta el extremo de alcanzar julio sin más novedades. De momento, todo queda en una declaración de intenciones y el propósito de retomar las negociaciones en próximas fechas.

Hay satisfacción con el trabajo de Mel en líneas generales («ha puesto los intereses del club por encima de los propios», dijo de él Ramírez entre otros elogios), toda vez que, al margen de exhibir un corporativismo ejemplar, ha cumplido los objetivos deportivos, con la permanencia ya a tiro, y, además, protagonizando una promoción decidida por la cantera, con el reluciente ejemplo de Pedri como bandera. Eso no quita que en la entidad estén abiertas otras posibilidades para el banquillo por si surgieran complicaciones con él para llegar a un acuerdo o, directamente, el interés por conservarle se difuminara.

Helguera lleva definiendo las líneas maestras del próximo proyecto poniéndose en el escenario de la Segunda División. El riesgo de descenso es muy reducido, salvo hecatombe en las jornadas que restan, y la posibilidad de alcanzar promoción de ascenso se ha encarecido, aunque se mantiene una mínima esperanza y que obligaría a encadenar, ya desde Huesca, tres o cuatro jornadas con pleno de puntos. Porcentualmente, lo más probable es que el futuro a corto y medio plazo se siga escribiendo en la categoría de plata, lo que marca altas y bajas en estos momentos.

Y no es menor el condicionamiento de una recesión económica que impondrá fuertes quitas en los dineros que se proyectaban inicialmente. Con todo eso lidia Helguera bajo la supervisión del presidente y el asesoramiento de Tino Luis Cabrera, que aterrizará a mitad de mes como nuevo secretario técnico. Mel encaja, sin que eso descarte posibilidades diferentes.