La UD, otra vez en el agujero

18/11/2019

Los amarillos tocan fondo y hacen saltar las alarmas. No gana desde el partido contra el Deportivo y suma un solo punto de los últimos 15 posibles. Mel no se excusa en las bajas y es consciente de los fallos

Los resultados mandan en esto del fútbol y la Unión Deportiva no está para tirar cohetes. No vence desde la goleada al Deportivo de La Coruña (3-0) en el Gran Canaria y acumula ya cinco encuentros sin encontrar la victoria. Tan solo ha logrado un punto de los últimos 15 posibles y hace saltar las alarmas. Urge revertir la dinámica y acabar con la racha negativa para no recuperar fantasmas del pasado. Pepe Mel lo sabe y no busca excusas.

El técnico madrileño ya dejó claro en la rueda de prensa posterior a la derrota en el Municipal de Anduva que las bajas no tienen nada que ver y que no va a ser esa la excusa para los malos resultados que está encadenando Las Palmas. Tampoco quiere que Pedri lleve la responsabilidad ni el peso de todo el equipo porque eso solo puede suponer aún más tierra en el camino amarillo.

El entrenador es consciente de los fallos que está teniendo el equipo, se los ha dejado claro al vestuario y espera acabar ya con la permisividad en la retaguardia con la vuelta de Martín Mantovani al once inicial ante el Real Oviedo este fin de semana en el recinto de Siete Palmas. No se pueden seguir regalando goles fáciles a los rivales y hay que frenar la hemorragia defensiva. Esa es la consigna. No hay más. O se mejora en defensa, o las cosas van a ir cada vez peor.

De hecho, desde la airosa racha de cuatro triunfos consecutivos (Albacete, Ponferradina, Lugo y Deportivo de La Coruña), de los cuales dos fueron lejos de la isla, no suma de tres la Unión Deportiva, lo que la ha dejado en una situación complicada en la tabla clasificatoria. Actualmente, los amarillos ocupan la decimoquinta posición en la clasificación con 19 puntos y recibirán a un Real Oviedo con la soga al cuello, en puestos de descenso a la categoría de bronce del fútbol español y a cuatro puntos de Las Palmas. De asaltar el Gran Canaria, los asturianos se colocarían a solo un punto de los isleños y dejarían herida do de muerte al representativo.

Además, la próxima salida también se antoja complicada, pues la UD visitará Almendralejo para medir fuerzas con el Extremadura, rival también por debajo en la tabla clasificatoria pero tan solo a tres puntos de los de Pepe Mel, por lo que estos dos enfrentamientos directos por la supervivencia se antojan casi vitales.

Con todo, el técnico madrileño espera cambiar la mala dinámica con un triunfo en su feudo que oxigene en confianza y para ello recurrirá a dos de sus hombres de confianza. Mantovani recuperará el mando de la zaga y Jonathan Viera, si todo sigue como aventura su recuperación, comandará el ataque de una Unión Deportiva que tiene que salir a morder al Oviedo desde el calentamiento, pues no puede dejar escapar puntos del Gran Canaria. Esta semana puede marcar el futuro inmediato de Las Palmas y Mel lo sabe. Quiere la victoria y va a ir con todo a por ella. Ya no se puede demorar más.