Previa: UD Las Palmas-Nástic de Tarragona

La hora del despegue

06/09/2018

La UD quiere poner ante el Nástic la directa rumbo a Primera cuando por fin ha cerrado la plantilla tras una revolución sin precedentes y después de tres jornadas de fogueo con sensaciones contrapuestas y menos puntos de los esperados

Ya están todos en posición, alerta y preparados para lo que se avecina. Terminó, por fin, el siempre incongruente mes de agosto que alterna competición con fichajes, donde los equipos se emplean las primeras jornadas utilizando a futbolistas con los que no contará durante el resto del curso, mientras esperan por actores principales con los que terminar de apuntalar sus respectivos proyectos. Por ello son pocas las conclusiones que se pueden sacar de estos primeros encuentros. Entre que las plantillas están todavía en construcción y que los jugadores aun se encuentran lejos de la forma ideal, lo único que sirve es sumar por lo civil o por lo criminal, mientras se cuentan los días para alcanzar la versión que se espera de cada conjunto.

En esas, la UD sumó un discreto cinco de nueve puntos posibles ante Reus, Albacete y Zaragoza. Insuficiente bagaje para sus aspiraciones, pero prácticamente insignificante por todo lo que queda. Porque si hay un mantra que no deja repetirse desde que los amarillos comenzaron a pensar en plata, es que la Segunda División es muy larga. Una certeza que tampoco puede llevar a equívocos o relajaciones. Sobre todo cuando uno de los principales rivales por el ascenso como es el Málaga ya se empieza a escapar con cuatro puntos por encima de la Unión Deportiva.

Por ello, entre otras muchas razones, este viernes la victoria es innegociable. Ya sea por los dos empates consecutivos que preceden a la jornada que arranca hoy, por la inferioridad de potencial de un Nástic de Tarragona que todavía no ha ganado y que solo suma un punto, o porque, simplemente, no se puede esperar menos de cada cita en el Gran Canaria tras la inversión acometida esta campaña. Argumentos hay para elegir, por lo que otro resultado que no sea el triunfo contra el equipo catalán empezaría a encender las luces de alarma en la casa amarilla.

La hora del despegue

El técnico, con la lección aprendida de los últimos choques, querrá dar continuidad a la segunda parte de Zaragoza. Fueron los mejores 45 minutos de la era Jiménez y en ese tiempo la UD demostró que con la materia prima que tiene, debe salir a mandar en cada partido y contra cualquier rival. Pero para ello hay que olvidarse de experimentos y temores, y apostar por el talento. El entrenador andaluz podría variar su sistema matriz ante las ausencias de Rafa Mir y Araujo, y aprovechar el buen momento de Tana, quien asombró en La Romareda. Un 4-2-3-1 o un 4-3-3, según se mire, donde la referencia arriba volvería a ser un Rubén Castro que está de dulce y en el que podrían debutar en el once inicial futbolistas como De La Bella, Timor o Blum.

Son muchas las posibilidades con las que cuenta el técnico de Arahal, quien además recupera a Deivid y a Momo para la ocasión. Opciones que contrastan con las posibilidades de Gordillo, su homólogo en el modesto banquillo tarraconense. El profesional de Morón de la Frontera tendrá que paliar las bajas por lesión de Javi Jiménez, Ramiro Guerra, Josua Mejías, Liassine Cadamuro o Manu Barreiro -una de sus referencias ofensivas-. Además, otro de los puntales del equipo como es Fali, arrastra molestias y apunta al banquillo.

Una lista de ausencias que pone todavía más franco el partido para los amarillos. Pero la experiencia ha enseñado que la soberbia es mejor dejarla a un lado y la supuesta superioridad sobre el papel quedará en anécdota dentro del césped si no se juega al cien por cien.

En cualquier caso, se terminaron las especulaciones y la UD saldrá hoy a mandar, con la previsión de encontrarse a un contrincante que se defenderá con uñas y dientes consciente de que el papel de favorito recae en los isleños. Sustentándose en jugadores experimentados y con recorrido en Primera como son Javi Márquez, Manu del Moral o Uche, el Nástic cederá el dominio y esperará agazapado su ocasión para dar la sorpresa. Un plan al que la UD tendrá que acostumbrarse esta campaña y ante el que hoy pretende demostrar que está preparado para hacer frente.

Diferente lectura es inviable en un proyecto que busca recuperar la ilusión perdida tras el descenso, y con ese fin lo único que queda es ganar y convencer. Esto solo acaba de empezar, pero para volver a estar entre los mejores, no están permitidos más traspiés.

  • 1

    ¿Que resultado cree que obtendrá la UD Las Palmas este domingo en su partido contra el Málaga, líder de segunda?

    Gana.
    Empata.
    Pierde.
    Votar Ver Resultados