Fútbol: UD Las Palmas

Futuro amarillo para dos blanquivioletas

15/06/2018

Deivid y Borja Herrera están a punto de subir a Primera con el Valladolid, pero ambos podrían regresar a la UD Las Palmas independientemente de que el ascenso se consuma. El club quiere contar con los dos para el proyecto en Segunda División.

El Valladolid puso el pasado miércoles pie y medio en Primera División tras derrotar, en la ida de la última eliminatoria de los Playoffs por el ascenso de Segunda, al Numancia por 0-3 en Los Pajaritos. Y están, en el equipo pucelano, dos jugadores que podrían vestir la camiseta amarilla la próxima temporada: Borja Herrera y Deivid.

Deivid se ha recuperado de su lesión en la isla y se le ha visto en las oficinas del club

El lateral llegó cedido al conjunto de Sergio González a mitad de la temporada pasada procedente de Las Palmas en busca de más protagonismo, pero en Pucela tampoco ha encontrado los minutos que ansiaba y que no encontró en Gran Canaria. Su rol ha sido el de actor secundario y siempre ha estado por detrás de Nacho, lateral izquierdo titular del equipo. En el conjunto blanquivioleta, Borja ha jugado 360 minutos en cinco partidos, cuatro de ellos como titular. Tiempo en el que ha repartido una asistencia y en el que ha visto dos tarjetas amarillas.

Aun así, el club amarillo lo considera un jugador muy válido para el proyecto en la categoría de plata. Fue el único futbolista del filial al que se le hizo ficha con el primer equipo la temporada pasada y cuando se le traspasó a modo de préstamo al Valladolid, la operación se realizó con la idea de recuperarlo en la siguiente campaña. Que haya tenido un papel testimonial es un contratiempo que no alterarán los planes que se tienen con él. Se entiende la gran competencia que existe en uno de los conjuntos más potentes de Segunda, y valoran la edad (25 años) y la predisposición del jugador por triunfar en la UD. El defensa isleño empezará la pretemporada con Las Palmas y, aunque serán Manolo Jiménez y Toni Otero los que tendrán la última palabra con el futbolista, si no hay cambio de planes el canterano formará parte de la plantilla insular en el curso 2018-19.

Una plantilla en la que el club espera que también se encuentre Deivid. El central si ha sido capital para que el Valladolid esté tan cerca de convertirse en equipo de Primera. A pesar de llevar desde febrero fuera de los terrenos de juego por una lesión muscular con rotura del tendón directo del músculo recto anterior del cuádriceps derecho, cuando ha estado disponible, ha sido un fijo en los planes de su entrenador. El examarillo es un deseo del club y la intención es acometer su contratación una vez que el equipo pucelano cierre el año.

Futuro amarillo para dos blanquivioletas

Aunque no se ha escondido el interés por el zaguero, Las Palmas quiere evitar cualquier tipo de desavenencia con un club amigo y se es optimista con que se pueda llegar a un acuerdo para que las dos partes queden satisfechas. A pesar de que en un principio se veía casi imposible que el jugador viniese a la isla si logra ascender con su actual equipo, en los últimos días este periódico ha podido saber que esto no será un impedimento. Se le ha visto al jugador en el club días atrás en conversaciones con dirigentes amarillos, incluso se ha recuperado de su lesión en Gran Canaria, y el hecho de que el central guarde relación familiar con el presidente (es la pareja de una de sus hijas) falicitará toda negociación.

Deivid quiere regresar a Las Palmas. Está dispuesto a renunciar a un proyecto deportivo más ambicioso como el de jugar en Primera División, como parece que sucederá con el más que probable ascenso del Valladolid, y a una ficha más alta por volver a la isla. Esta convicción del jugador será fundamental para que la operación tenga un final feliz para los intereses de la UD, puesto que el futbolista tiene contrato en vigor con el Valladolid. Firmó por dos temporadas el año pasado, pero le comunicará al club vallisoletano su predilección por irse a Las Palmas.

El Cordobazo, olvidado.

Deivid es consciente de la animadversión que tiene hacia él parte de la afición amarilla por la forma en la que salió de Las Palmas a la conclusión de la temporada 2013-14, justo después de haberse vivido el final de curso más dramático en la historia de la UD. Se esfumó el sueño del ascenso en el último minuto ante el Córdoba, equipo que terminaría subiendo y al que se marcharía finalmente el defensa isleño. Una decisión que todavía le pasa factura entre los seguidores. Pero eso no le impide al jugador querer volver y ganarse de nuevo el respeto y cariño de toda la marea amarilla.

  • 1

    Tras el fichaje del delantero checo Pekhart, ¿considera que el ataque de la UD Las Palmas es el mejor de la categoría?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados