Peñistas de la UD camino del Congreso Nacional que se celebra en Almería. / c7

La Federación de Peñas de la UD invita a abonarse «para no bajar ya del tren de los últimos llenos»

Guacimara Sosa, presidenta de este organismo, espera que «todo el mundo» acuda a la llamada del club para la próxima campaña

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Guacimara Sosa, presidenta de la Federación de Peñas de la UD Las Palmas, colectivo que comprende a unos 25 grupos de seguidores y que suman más de 2.000 aficionados, ya ha cumplido con el tramite veraniego «innegociable» de renovar su abono y confía en que su gesto tenga seguimiento masivo y con varios dígitos para que la campaña de captación abierta justo hace una semana por el club sea un éxito.

«Ya no nos podemos bajar del tren al que nos subimos con los llenos frente al Oviedo o Tenerife. Fueron emociones muy grandes las vividas con el estadio lleno y no creo que tengamos que renunciar a que ese ambiente vuelva a repetirse la temporada que viene. Además, y es una corazonada que comparto con muchísimos peñistas y abonados, tengo el presentimiento de que, al igual que nos pasó en 2014 con el Córdoba, una decepción comparable a lo que sucedió hace bien poco frente al Tenerife, vendrá el ascenso a Primera, tal y como pasó en 2015. Tras una mala experiencia viene la mejor. Dios nos lo debe», significa.

Sosa, ahora en el Congreso Nacional de Peñas que se está celebrando en Almería, no duda en subrayar su llamamiento: « Nadie se puede quedar sin abonar. El equipo nos necesita y hemos demostrado que somos una afición espectacular y que podemos empujar a los jugadores cuando las cosas no van como se desean».

«Desde la Federación de Peñas estamos muy agradecidos y sensibilizados con la respuesta impresionante de la afición grancanaria. Es para quitarse el sombrero. Pero debemos seguir. Todos somos necesarios para ascender a Primera División y el paso que hay que dar antes de lo demás es abonarse y demostrar con hechos nuestro amor por los colores», concluye.