Borrar
Loiodice y Cardona, extasiados en la celebración del triunfo ante el Valencia. Efe
Europa: entre la cautela y la ilusión

Europa: entre la cautela y la ilusión

Fútbol ·

El vuelo de la UD, ya con 35 puntos, permite soñar con la puja por jugar competición continental, aunque en el club nadie lo pregona

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 11 de febrero 2024, 18:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Entre la cautela y la ilusión. También entre la modestia y, por qué no decirlo, el pudor. En la UD no se tiene demasiado claro de qué manera abordar el incipiente debate de si con lo que hay se puede y se debe aspirar a pujar por las plazas que dan derecho a disputar la próxima temporada competición europea. La realidad clasificatoria es la que es y otorga todas las opciones del mundo al equipo, avanzado ya el mes de febrero y que luce octava posición y 35 puntos que alimentan ese sueño. Pero en el club, desde el vestuario hasta Pío XII, se está imponiendo la contención en este discurso partiendo de la premisa fundamental de que lograr la salvación colmaría, y de sobra, todos los propósitos enumerados para la temporada en curso.

El presidente, García Pimienta y los jugadores predican con el ejemplo cada vez que les ha tocado referirse a la pretensión de dar un salto cualitativo a los objetivos en la campaña de regreso a la máxima categoría. No se ha escuchado declaración altisonante ni que se salga de las líneas marcadas en las que no se contempla ir más allá de la permanencia. No hay obligación presupuestaria, a diferencia de numerosos equipos que sí lo necesitan, ni tampoco exigencia estructural o contemplada en esta dirección.

Pero lo que era algo implanteable cuando arrancó este camino ha ido cogiendo forma a base de resultados y de sensaciones, las que transmite una UD fiable y capaz de sacar adelante partidos de desenlace incierto, como el del sábado ante el Valencia, hasta el minuto 89 en el alambre. Esa capacidad de decantar encuentros al límite, y que ya antes se dio frente al Granada y Celta en casa o en la visita al Almería, tiene un valor fundamental en esta fase del calendario y que puede terminar definiendo la posición final. En el caso propio, la ausencia de urgencias, pues virtualmente se ha erradicado cualquier riesgo de descenso, va a favorecer que se pueda mantener el tono jornada a jornada, con todo por ganar y nada que perder.

No hay cálculos establecidos de cuántos puntos serán necesarios para ganarse el pasaporte continental, también sujeto a lo que ocurra en la Copa del Rey y en la suerte que corran los representantes españoles en la Champions. Son condicionantes que pueden o no ampliar el número de plazas y que, en estos momentos, escapan a cualquier elucubración al ser una incógnita por resolver.

Cifras referenciales

El año pasado, el Atlético Osasuna, con 53 puntos, entró en el elenco privilegiado, la cifra más baja desde 2019, cuando, exactamente con la misma cosecha, accedió a las competiciones internacionales el Espanyol. Siempre hablando de la Conference League. Las estimaciones para esta campaña son de un montante similar. Eso es, lograr, al menos cinco triunfos más como base para estar en la puja ya en las jornadas finales.

En estos momentos, la opción de la Conference League está tan abierta como la de la Europa League, dando por hecho que los cuatro primeros escalones son inabordables.

Con todo, sí se reconoce que la oportunidad de intentarlo no se puede desperdiciar y, desde la estabilidad y la ambición, hay puerta abierta para seguir soñando en grande. Esta UD así se lo ha ganado.

La última vez, en 1977 y frente al Ipswich Town inglés

La última vez que la UD jugó en Europa fue en la temporada 1977-78, cuando participó en la extinta Copa de la UEFA. Entonces bajo la dirección de Miguel Muñoz, superó los treintaidosavos de final tras eliminar al Sloboda de Yugoslavia (5-0 en el Insular y derrota por 4-3 en la vuelta) y cayó en los dieciseisavos frente al Ipswich Town de Inglaterra tras perder 1-0 en tierras británicas y no pasar del empate (3-3) en Ciudad Jardín.

Ese último compromiso se fecha el 3 de noviembre de 1977 y es el precedente hasta ahora. Aquel día jugaron Carnevali; Estévez, Felipe, Páez (Gerardo, min. 79), Roque; Félix, Maciel, Brindisi, Morete, Jorge y Juani (Fernández, 46). Teodoro Fernández es el último jugador, de momento, en marcar en Europa con la camiseta amarilla. Antes de esta experiencia 47 años atrás, el club ya tuvo otras dos participaciones europeas: en las campañas 1969-70 (una eliminatoria ante el Hertha de Berlín), 1972-73 (con Torino, Slovan y Twente como adversarios). En total, doce partidos en este escaparate.

Noticia relacionada

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios