Ensayo mayúsculo en Madeira

26/07/2019

Tras golear al Gran Tarajal y al Tamaraceite, la UD disputará este sábado (20.00 horas) el primer test serio de la pretemporada ante el Marítimo de Funchal. Lo más probable es que Araujo acumule minutos

Llegó la hora. Tras hincar los dientes al Gran Tarajal (0-4) y al Tamaraceite (6-0), la UD Las Palmas medirá espadas contra un rival que exigirá músculo y calidad. Esta sábado, a partir de las 20.00 horas, los amarillos disputarán su primer gran encuentro de pretemporada. El Marítimo de Funchal, como ya es casi ritual cada verano, será la primera prueba de fuego. Equipo de la Primera portuguesa (la temporada pasada acabó en mitad de tabla, 11º), siempre hace sudar al representativo desde que se acercaran relaciones entre ambos clubes y cada año se cambie de estadio (la vez anterior se jugó en Gran Canaria). Y contra un conjunto de una categoría superior a la de la Unión Deportiva, Pepe Mel podrá sacar mejores conjeturas. A falta ya solo de este fin de semana para poner rumbo a Marbella para el stage de más de una semana, el Marítimo obligará a pisar el acelerador.

El puzle de Mel, todavía en construcción y en busca de las piezas perfectas, debe ir perfilándose poco a poco y, sin duda, el de esta noche será un enfrentamiento con el que realmente podrá calibrar el nivel de sus pupilos, sobre todo de los canteranos. Así pues, los Benito, Cedrés, Fabio, Robaina y compañía tienen un escaparate curioso donde exhibir virtudes y maquillar defectos. El técnico madrileño estará muy pendiente de las evoluciones de sus jugadores. Cada entrenamiento suben las pulsaciones y ya las piernas empiezan a aguantar más kilómetros, por lo que el examen de este sábado cuenta, y mucho, para hacer de termómetro de cara a la temporada que arrancará en menos de un mes.

En Madeira podrían llegar los primeros minutos de esta preparación estival para Sergio Araujo. El argentino todavía no sabe lo que es jugar un amistoso este verano y en el Estadio dos Barreiros empezará, si no hay sorpresa de última hora, a ponerse a tono. Tiene ganas el Chino, que ya la pretemporada pasada estaba como un cohete y también tuvo que parar. Tanto la afición como Pepe Mel tienen muchas expectativas puestas en el ariete y este curso debe marcar las diferencias en la punta junto con el grancanario Rubén, que sigue renqueante con unas molestias.

Así pues, el conjunto portugués medirá progresos y avances de una UD que está empezando a carburar con la cantera como motor de ilusión. Pedri tendrá una nueva oportunidad para seguir creciendo. Habrá que ver también por dónde van los tiros de Mel. El entrenador quiere 22 futbolistas para el comienzo de Liga y, ahora mismo con 33 (sin contar a Maikel Mesa que estará tres meses de baja) podría ir dando minutos a los que quiere tener en su plantilla.