El primer ladrido de Pepe Mel

12/08/2019

Las lamentaciones en voz alta del técnico por el atasco en la plantilla rompen el protocolo que había exhibido hasta ahora y constituyen un roce con la dirección deportiva y la planificación del alto mando del club.

ETIQUETAS:

kevin fontecha pérez las palmas de gran canaria

El técnico de la UD Las Palmas, que mañana comenzará a preparar el encuentro ante el Huesca del próximo domingo (19.00 horas) en el Gran Canaria, espera poder saber ya a qué jugadores va a poder alinear en el debut liguero. Corporativista y sereno durante toda la pretemporada, teniendo incluso que trabajar con futbolistas con los que desde un primer momento dijo que no contaba, el preparador amarillo tiene un límite. Y esa línea se sobrepasó el pasado sábado en Arrecife. Mel, cansado de alargar una situación que no beneficia a nadie, salió a rueda de prensa a exhibir disconformidad y malestar con el fin de acelerar las salidas. No se le recordaba un tono similar desde que llegó en marzo a la UD. Y llevaba mucho tiempo aguantando y guardando el protocolo. Pero en Lanzarote no pudo más, clamando por un aligeramiento en la plantilla ya inaplazable.

Unas salidas que se antojan claves para poder inscribir a futbolistas a los que quiere tener disponibles de cara a la batalla ante el Huesca. El conjunto azulgrana, recién descendido a la categoría de plata del fútbol español, está armando un equipo muy potente para volver por la vía rápida a Primera División, y Mel espera, al menos, poder competir de tú a tú al cuadro oscense.

Si ya de por sí, las lesiones han condicionado, y de qué manera la pretemporada grancanaria, el técnico prefiere tener disponibles a todos los futbolistas que estén sanos. Es por ello que, y a la espera de ver cómo avanzan Cedrés, Sergio Araujo y Rubén Castro, quiere poder contar con Drolé y Kirian Rodríguez. Sobre todo con este último. El tinerfeño, que se ha ganado un hueco en el once del madrileño, está dotando al centro del campo de multitud de variables. Así pues, Mel lo sabe y, teniendo claro que no cuenta con Javi Castellano y que Maikel Mesa estará en el dique seco tres meses, Kirian se antoja como la pieza que engrana la sala de máquinas... Hasta que se produzca el bombazo de Jonathan Viera, cuya cesión hasta enero está encaminada.

A día de hoy tan solo tiene inscritos a 17 jugadores (o eso calculó Mel). Ya dejó caer que no le iba a temblar el pulso a la hora de alinear al juvenil Pedri. Es diferente y lo sabe. Valentía le sobra al entrenador amarillo. Modales también, pues hasta el sábado pasado había mantenido la calma. Pero en Lanzarote lanzó su primer ladrido. Y es justificado. Quería una plantilla de 22, tuvo que entrenar con «treinta y tantos», y todavía no han salido los hombres con los que no cuenta. La situación, dramática y preocupante, a falta de una semana para arrancar la competición doméstica, es digna de estudio. Por ello Mel alzó la voz. Dijo basta. Ahora, que se acelere todo en los despachos. No se puede empezar la Liga SmartBank en desigualdad de condiciones, como entiende él que ahora ocurre con los condicionantes que se arrastran.

Y, ahora mismo, la UD está en clara desventaja con el Huesca, según lo que entiende Pepe Mel. Hay que pensar en los tres primeros puntos. No se pueden regalar.

  • 1

    ¿Cree que se debería haber suspendido el encuentro de la UD frente al Huesca?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados