Fútbol: UD Las Palmas

El calvario de Peñalba

24/03/2018

El centrocampista, que ha recaído de su lesión, tiene permiso del club para que lo analicen otros servicios médicos y recuperarse lo antes posible. Quiso estar ante el Deportivo, no llegó a la cita y, ahora, se perderá el duelo ante el Real Madrid y casi con total seguridad la final en el Ciutat de Valencia.

Desde su llegada se convirtió en indiscutible en las alineaciones de la UD Las Palmas. A petición de Paco Jémez, tomó el timón del conjunto isleño y, aunque comenzó algo tímido sobre el verde, fue de menos a más y con el paso de los partidos ganó galones. Colocación, músculo y sentido del juego que perdió el técnico isleño el 17 de febrero, cuando el espigado mediocentro argentino cayó lesionado ante el Sevilla en el Gran Canaria.

Desde entonces ha llovido. Son cinco encuentros ya los que la maltrecha rodilla derecha del ex de Cruz Azul le han impedido sumar al servicio del representativo y, aunque estaba empeñado en jugar en Riazor, al final no pudo ser. De momento, casi con total seguridad, se perderá las batallas ante el Real Madrid y la gran final en Levante.

El centrocampista ha salido del archipiélago recientemente para ser examinado por distintos profesionales porque, por lo pronto, no tiene fecha de vuelta a los terrenos de juego. Lo que, sin duda, condiciona mucho los planes de Paco Jémez. Y es que Peñalba arribó en la isla a petición expresa del preparador amarillo.

El calvario de Peñalba

En principio, y según informaron en su día los servicios médicos del club, tras ser sometido a una resonancia magnética en el Hospital Perpetuo Socorro, iba a estar en torno a las dos semanas de baja debido a una rotura de un Quiste de Baker en la rodilla derecha. Desde entonces, Las Palmas ha jugado ante Leganés, Barça, Celta, Villarreal y Deportivo. En Butarque, el doble pivote formado por Vicente Gómez y Etebo, que repetía ante el Barcelona y Villarreal, trató de cubrir el vacío en la medular dejado por el medio argentino.

Ya en La Coruña, con la baja también del pulmón Etebo, Jémez se vio obligado a reforzar la sala de máquinas con tres jugadores: Vicente Gómez, Javi Castellano y Aquilani. Pero ni con esas. El vacío en la zona clave de elaboración de fútbol de la escuadra grancanaria sigue latente y podría ir para largo, puesto que Peñalba tiene complicado regresar. Así pues, ante el próximo rival, el Madrid, Jémez tendrá que elegir sustituto de Gaby.