Entrevista con Juan Manuel Rodríguez

«David García es ejemplar, se ha ganado estar donde está»

21/08/2018

El entrenador que hizo debutar al capitán con la UD, en 2003, fue también figura capital en su posterior carrera al recomendar su fichaje al club. Quince años después, el defensa ha igualado el récord de partidos de Germán

ETIQUETAS:

— Ficha a David García para la UD en 2003 y directo desde la Tercera División...

— Así es. Lo había dirigido en el Vecindario y percibí en él cualidades interesantes para poder crecer como jugador. A mí me ficha la UD en el verano de 2003, considero que sería útil, y recomiendo, junto a Pepe de la Rosa, que era director deportivo y también había estado conmigo en el Vecindario, su incorporación a Las Palmas.

— ¿Habla usted directamente con él o lo hace la UD?

— Se dieron las dos situaciones. Tanto la entidad como yo hacemos verle a David que queríamos contar con él.

— ¿Le pusieron muchas pegas a esta apuesta?

— La UD quería hacer un proyecto de cantera y la apuesta era el jugador de la tierra. Se subieron del filial a varios chicos y también vino Juanma desde el Vecindario, aunque inicialmente era para Las Palmas Atlético y, por circunstancias, acabó en el primer equipo. Con David García no hubo problemas en este sentido.

— ¿En el Vecindario David García jugó más como lateral derecho?

— Sí, aunque también actuó como central. En las dos posiciones ofrecía solvencia y, de hecho, en la UD también lo ha hecho así. Siempre fue un jugador interesante a nivel defensivo y, con los años, se ha mantenido.

— ¿Qué recuerda de aquel David en el Vecindario?

— Serio, cumplidor, entregado al equipo, muy profesional, con ambición para mejorar sus capacidades... La prueba de su personalidad es a lo que ha llegado en su trayectoria.

— ¿Imaginaba, cuando le hizo debutar en 2003, que seguiría en lo más alto quince años después, igualaría y hasta podría superar del récord de partidos de Germán Dévora con 453 presencias?

— Ni yo ni, creo, que él. En el fútbol es muy complicado adivinar nada. Pasan muchas cosas. De hecho, en esa misma temporada que él debuta, cuando a mí me destituyen, llega otro entrenador que no cuenta con él y lo baja al filial. Hay demasiados condicionantes y algunos no logran salir adelante. Pero lo que ha hecho, sin duda, tiene un mérito enorme por lo que comporta.

— ¿Siente un orgullo especial por la parte que le toca?

— Él se lo ha ganado y David es quien debe sentirse orgulloso, al igual que todos los que somos aficionados y queremos a la UD. Ha sido algo muy emocionante el igualar este récord de una figura tan grande como Germán Dévora, el Maestro.

— Ahora que está al frente del filial, ¿le considera el ejemplo ideal para todos los que quieren llegar e instalarse en la élite?

— Sin duda que lo reúne todo para que los chicos se fijen en él. Como capitán, como jugador y como persona, David García es ejemplar.