Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 4 de marzo
Bassinga, en el entrenamiento de este lunes con la UD antes de ser citado. UD Las Palmas
Bassinga, la joya de la UD que llegó en patera

Bassinga, la joya de la UD que llegó en patera

Fútbol ·

El canterano, que puede debutar este miércoles con el primer equipo, huyó de Costa de Marfil siendo un niño y fue captado por el club en pachangas callejeras con otros Menas (Menores Extranjeros no Acompañados)

Ignacio S. Acedo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 5 de diciembre 2023, 14:24

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La presencia del canterano Aboubacar Bassinga fue una de las novedades de la convocatoria facilitada para el choque de Copa del Rey de la UD ante el Tudelano de este miércoles. Bassinga (Costa de Marfil, 2005) esconde una historia estremecedora que le ha llevado de una patera a poder debutar como jugador de la UD si, al final, Pimienta le da la alternativa. Y con el añadido de que juega en el División de Honor y únicamente totaliza doce encuentros como federado.

Bassinga, «un chico especial, que se hace querer» tal y como manifiestan en el club, quería reunirse con familia suya en Francia cuando escapó de África por mar y en una de las embarcaciones tristemente célebres por ser noticia de manera continuada por sus desembarcos en las costas europeas. Fue tutelado al ser menor y, de pura casualidad, entró en el radar de la UD durante la pandemia. Un taxista advirtió a los captadores que en un parque capitalino se reunían varios chicos a jugar, por aquel entonces las instalaciones deportivas estaban cerradas por imperativo sanitario, y que uno en concreto apuntaba maneras. Tonono y Suso Hernández se tomaron en serio la recomendación y acudieron a tomar nota en directo. Y el impacto fue inmediato.

Ascenso imparable

La UD, cuidadosa por la legalidad vigente para evitar sanciones federativas, lo insertó en sus equipos de formación y, al tiempo, obtuvo la certificación ósea de su edad, tras una prueba realizada en Madrid. Nada más cumplir los 18 años, firmó contrato laboral y le facilitó una residencia, que es un piso de la entidad. Bassinga no ha parado de entrenarse en diferentes filiales amarillos para mantener la forma ya que hasta esta temporada no ha podido competir, si bien antes sí tomó parte en amistosos y ensayos informales. Además del balón, por la mañana estudia cocina con el fin de complementar su proceso de formación integral.

«Centrocampista zurdo que abarca mucho campo y de perfecto dominio del balón», tal y como lo definen en la UD, el futuro es suyo si mantiene la progresión que ha desarrollado en los últimos tiempos y desde que le descubrieron rodeado de compatriotas y en pachangas callejeras.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios