Sandro Ramírez, nuevo fichaje de la UD Las Palmas. / C7

Un ataque con cañones de Primera

Con el fichaje de Sandro Ramírez-llega este viernes a Gran Canaria-, más Vitolo, Jonathan Viera y Moleiro, el equipo amarillo potencia su línea ofensiva con delanteros contrastados

PEDRO GARCÍA Las Palmas de Gran Canaria

La UD Las Palmas pone a punto sus cañones para la batalla de la Liga. Con la llegada a Gran Canaria de Sandro Ramírez, prevista para este viernes, más Vitolo, el equipo amarillo potencia su línea de ataque con delanteros contrastados, que han preferido jugar en Las Palmas a seguir en clubes de Primera ocupando un papel secundario.

Un plantel que cuenta con futbolistas de la talla de Jonathan Viera, Moleiro, Vitolo, Sandro,-a la espera de oficializar su fichaje- Marc Cardona, Pejiño, Álvaro Jiménez, e incluso Benito, más el progreso del canterano Ale García, o Elejalde está llamado a convertirse en uno de los equipos más fuertes de la categoría. La mejor defensa siempre es un buen ataque, y esta temporada el equipo que dirige García Pimienta cuanta con futbolistas experimentados que deberán marcar diferencias con la portería contraria. El relato con el gol debe comenzar en el siguiente partido, el de La Rosaleda de Málaga (lunes 22, a las 21.00 horas). En el inicio liguero, la UD generó ocasiones en su primer enfrentamiento con el Real Zaragoza, pero su casillero sigue a cero.

Se fueron Jesé Rodríguez, Sadiku, Rober, Peñaranda y Rafa Mujica, futbolistas con registros goleadores de poca trascendencia. Es cierto que el exdelantero del Real Madrid firmó algunas rachas importantes en sus dos etapas de amarillo, pero no terminaba de convencer su capacidad goleadora. Han llegado Marc Cardona, Álvaro Jiménez, Vitolo, y Sandro, que lucirá el '9', tras la desvinculación de Ale Díez, sin descartar todavía una última incorporación más para línea ofensiva. Y la intención de Pimienta es que Sandro debute el próximo lunes en Málaga.

Desde que se empezó a dibujar el nuevo proyecto deportivo 2022-2023, tanto el presidente Miguel Ángel Ramírez, como el director deportivo Luis Helguera, tenían claro que la línea de ataque debía sufrir una transformación y remodelación para marcar diferencias. Ajustándose a la masa salarial y conscientes del precio que tiene el gol en la gran mayoría de las ligas importantes, se ha hecho un esfuerzo económico parar reconvertir la línea ofensiva de una UD Las Palmas que va en serio en busca de un objetivo claro. Vitolo y Sandro, jugadores con perfil de Primera División, son ejemplos claros de las intenciones de esta UD Las Palmas. Tenían ofertas económicamente mejores, pero han preferido bajar un escalón y apostar por el ambicioso e ilusionante proyecto amarillo.

El primer fichaje de ese nuevo proyecto fue Marc Cardona, delantero formado en el FC Barcelona, al que conoce bien Piemienta y que en su última etapa apenas marcó dos goles en su andadura por la Eredivisie de Holanda. En pretemporada no estrenó como goleador, pero fue titular en el primer partido jugando 85 minutos. No marcó.

Con el paso de las jornadas el once de la UD va a cambiar para mejor. Vitolo está cerca de cumlir sus plazos de recuperación. La rodilla responde mejor. Pejiño estará disponible para la tercera jornada, en casa frente al Andorra, una vez cumpa sus dos partidos de sación. En todas las líneas, la dirección deportiva ha logrado que haya máxima competencia en cada puesto, desde la portería hasta el último delantero. El 1-4-3-3 de Pimienta se amolda al perfil de jugadores elegidos para el nuevo proyecto.

Jonathan Viera había asumido este rol de goleador en las últimas temporadas. Máximo artillero en el ejercicio anterior confía en que este año tenga la ayuda de Alberto Moleiro, al que se le exige más presencia en el área. En la cantera también hay gol. Ale García es uno de los jóvenes de la casa en los que más confianza se tiene. Le falta continuidad y explotar definitivamente. En la pretemporada ya demostró que quiere ponérselo difícil a Pimienta. Sin olvidar a Pejiño, jugador hábil, de regate vertical y con gol.

Desde la marcha de delanteros que dejaron huella reciente en el club; Marcos Márquez, Sergio Araujo y Rubén Castro, al cuadro canario le había costado encontrar a un futbolista que se identificara con el gol. Morete, Koke Contreras, José Juan, Orlando Suárez, Turu Flores, son algunos futbolistas históricos que lucieron en la espalda el n '9' y le dieron significado a la palabra gol en el viejo Estadio Insular.

En las tres temporadas en la máxima categoría hubo tres goeleadores diferentes. En la 2016-2017, Jonathan Viera hizo 10 goles. A la temporada siguiente, Prince Boateng acabó la Liga como máximo anotador del equipo con 10 goles también. El año del descenso, el argentino Jonathan Calleri consiguió 12 goles, cifras por debajo de un club que simpre tuvo un 'matador'.