Álex Suárez, este miércoles durante su comparecencia ante los medios de comunicación. / fotos: cober

Álex Suárez: «En los peores momentos es cuando hay que apretar más los dientes»

El defensa ha cambiado radicalmente su rol en la UD y ahora es innegociable en los planes de García Pimienta

Ignacio S. Acedo
IGNACIO S. ACEDO Las Palmas de Gran Canaria

Es uno de los nombres propios de esta UD líder y en auge, convertido en pieza fija en la defensa y a un nivel supremo. Hace unos meses ni se le esperaba. Pero, como reconoce, «en los peores momentos es cuando más hay que apretar los dientes». Y Álex Suárez se aplicó la receta para resistir y ahora recoge el fruto: es innegociable en la retarguardia y, como añadido, se ha ganado los elogios de García Pimienta.

«Fue un orgullo la confianza y las palabras que tiene en mí el entrenador. Se lo intento devolver con mi trabajo también. Le estoy muy agradecido. Uno tiene que ser fuerte, trabajar igual cuando juegues o no. Hemos de ser profesionales siempre«, reconoció hoy en una comparecencia ante los medios de comunicación en Barranco Seco.

El canterano dijo estar «cómodo» tanto de central como de lateral derecho, demarcación en la que está actuando ahora porque en su ánimo «está jugar donde diga el míster».

«Todos trabajamos muy bien en defensa. El míster prepara muy bien los conceptos. Estamos juntos, nos ayudamos, estamos sincronizados a nivel defensivo. Así nos va bien. Uno de los secretos del equipo es que todos, los que juegan y los que no, vamos a una», insistió.

Cuestionado por el protagonismo de los canteranos especialmente en la defensa, línea integrada en su totalidad por jugadores llegados del filial, dijo: «También estaba Valles. Eso refleja lo bien que trabaja el club con la cantera. Y también si miras otras posiciones se ve lo mismo».

En relación a lo que viene, Álex Suárez recetó «mirar partido a partido», aunque admite que el liderato que ostenta la UD «hará que los rivales tengan más respeto». Por lo pronto, espera «que toque ganar» en la visita del sábado al Mirandés en Anduva, escenario en el que nunca se ha ganado.