A Mel no le despejan el bosque

10/08/2019

El próximo fin de semana arranca la Liga y la UD todavía tiene un exceso de jugadores en nómina. El técnico, que ya ha dejado caer varias veces que el tema se está demorando, se empieza a incomodar

Una semana para que arranque la Segunda División y todavía muchos deberes pendientes. El exceso en la plantilla es evidente y Pepe Mel, cada día que pasa, está más disgustado. El técnico madrileño, con recorrido ya en esto del fútbol, está manejando la situación de manera inmejorable. Repartiendo minutos y contando prácticamente con todos los nombres en nómina, pero la situación empieza a incomodar. En su discurso, desde que dio comienzo la pretemporada, dejó bastante claro que quería un plantel con 22 pupilos. Todo lo que superase esa cifra le iba a sobrar. Y, a día de hoy, tiene a 28 hombres con ficha profesional, además de estar contando con cinco canteranos para los amistosos, como son Álvaro Valles, Vicente del Valle, Jesús Fortes, Toni Robaina y Boris Rapaic.

Una superpoblación que le está condicionando a la hora de preparar el debut liguero del domingo 18 de agosto ante el Huesca en el Gran Canaria. De hecho, y sin ir más lejos, el entrenador madrileño está trabajando con un Mauricio Lemos al que, como ya ha dicho en muchas ruedas de prensa, quiere tener para la batalla en la categoría de plata. Pero la realidad es otra. Si llega una oferta que desahogue la caja de la Unión Deportiva, el central uruguayo volverá a cambiar de aires.

Así pues, el timonel amarillo, corporativista como el que más, está manteniendo la calma y llevando a cabo su trabajo de la mejor manera posible, aunque a estas alturas de la película ya esperaba tener la plantilla cerrada para empezar el campeonato doméstico en plenas condiciones. Desde el 8 de julio, día en el que arrancó la pretemporada, ya Mel tenía claro con quienes quería contar. Y las únicas salidas incluso se realizaron antes del inicio de la preparación estival, con el adiós de Peñalba (acababa contrato), Fidel y Cala, que rescindieron, y la anómala situación de Momo y David García. De resto, el atasco en la operación salida es brutal. Christian Rivera tiene cartel en Primera División y el Leganés lo está tanteando, pero Las Palmas no quiere malvender al centrocampista. Lo mismo pasa con Mateo García. El extremo, todavía con un año más de contrato, tiene varios pretendientes pero las ofertas no cumplen las expectativas de la entidad isleña. Otros nombres propios son los de Deivid, Javi Castellano y Pekhart, con los que Pepe Mel no cuenta.

Con todo, y con un discurso templado a lo largo de la pretemporada, el técnico espera que a lo largo de esta semana se concreten ya las despedidas y poder empezar a preparar ya el choque ante el Huesca, recién descendido de Primera División y que está armando un equipo que asusta, con jugadores a los que tenga la certeza de que va a poder alinear. Esto empieza en breve y ya no se pueden dar más pasos en falso.

  • 1

    ¿Cree que se debería haber suspendido el encuentro de la UD frente al Huesca?

    Si
    No
    Ns / Nc
    Votar Ver Resultados