Los amarillos suman un triunfo de calidad. / CV GUAGUAS

Triunfo sólido del CV Guaguas en el CID ante el Palma

Los de Sergio Camarero se sobreponen al set inicial que ganó la escuadra balear para terminar quedándose con la victoria (3-1)

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria.

El CV Guaguas se cobró ayer su dulce venganza ante Palma. Los hombres de Sergio Miguel Camarero se repusieron tras caer en el primer set, para terminar ganando el choque con autoridad (1-3), en un partido que hizo vibrar a la afición amarilla en el Centro Insular de Deportes.

En el inicio, el Guaguas no daba con la tecla para burlar la buena recepción de los baleares (6-9). La receta de Sergio Miguel Camarero no parecía surtir el efecto deseado y el técnico grancanario se veía abocado a tener que consumir un nuevo tiempo muerto con un preocupante 7-13 en el luminoso. Los errores no forzados del Guaguas ayudaban a Palma a contrarrestar los intentos de remontada de los amarillos que veían como se les escapaba en un suspiro el primer set en favor de los visitantes por un claro 19-25 (0-1).

El Guaguas se recomponía y sacaba a relucir su mejor voleibol, con Almansa, Cezar y Matt Knigge causando estragos en su rival. Palma intentaba reaccionar, pero la mejoría en la recepción y en el bloqueo maniataba el ataque de los baleares que sufrían la furia de Kukartsev (15-7). La reacción de los baleares no se hacía esperar y Sergio Camarero se veía obligado a detener el tiempo tras acercarse peligrosamente su rival en el marcador (17-12). Sin embargo, el Guaguas metía la directa apoyado en la efectividad de Hage y Matt Knigge, que terminaban de dar el golpe de gracia a los baleares, colocando el 1-1 en el partido tras cerrar el segundo set por un claro 25-17 en el electrónico.

El Guaguas aprovechó su iniercia (6-3). Sin embargo, los baleares respondían con el acierto de Abel, De Melo y Juan Manuel González que lograban remontar para colocar el 9 iguales.

La varita mágica de Camarero hacía su efecto y los grancanarios amenazaban nuevamente con romper el set con 4 puntos de ventaja (15-11) en el marcador. Con 20-14, los baleares se encomendaban al poderoso saque de Rodrigo De Melo para mantenerse vivos en el set, pero los grancanarios tiraban de Almansa y Matt Knigge para llevar a los amarillos hasta la victoria parcial en la tercera manga por 25-18 (2-1).

El Guaguas llegaba al cuarto set con el pie pisado en el acelerador y con Kukartsev y Knigge comandando la ofensiva grancanaria (9-4 en el electrónico). Aunque el Palma se resistió a caer en el CID (17-16), los grancanarios cerraban el partido con un ajustado 25-22 final (3-1).