Fútbol: UD Las Palmas

Toni Otero sigue... De momento

13/06/2019

El secretario técnico gallego trabajará con el italiano hasta el día 30 de este mes, cuando acaba contrato con la UD. Tratará bajas, altas y la confección de la plantilla. Luego, ya se verá si se alarga su vinculación

Toni Otero apurará su mandato. O, al menos, trabajará junto con Rocco Maiorino hasta que expire su contrato el día 30 de este mes. El secretario técnico de la UD no tiene garantizada su continuidad, pero tampoco se descarta que su vínculo con el club se alargue otra temporada más.

El gestor gallego, que llegó a Las Palmas el curso pasado tras el descenso a Segunda División, trabajará codo con codo con Maiorino estos 18 días que le restan para cumplir su contrato en el conjunto grancanario. Y no le van a faltar tareas. Los deberes se acumulan con el reajuste presupuestario que tendrá que aplicar esta campaña la entidad isleña, pues lejos queda ya la situación de potencia económica de la que dispuso la Unión Deportiva el año pasado tras la compensación económica que la Liga otorga a los recién descendidos a la categoría de plata del fútbol español.

Ahora, y con el objetivo de armar el equipo más competitivo posible, tanto Maiorino como Otero tienen mucho trabajo por delante. Habrá que definir las necesidades de la plantilla, bajo el consenso clarividente de Pepe Mel, pues el técnico madrileño tendrá voz y voto en la confección del equipo.

Es por ello que habrá que resolver contratos con jugadores que no han cumplido con las expectativas puestas en ellos tras sus fichajes (caso Pekhart, por ejemplo), acometer llegadas y, cómo no, armar la columna vertebral que tiene, pues habrá futbolistas del nivel de Galarreta, Raúl Fernández o Araujo a los que no les faltarán novias para cambiar de aires.

Toni Otero sigue... De momento

Tras el descenso de categoría se hizo una gran inversión, donde se apostó por jugadores con la experiencia de Cala, Mantovani, Rubén, Timor y compañía, todo lo que no fuera asaltar la Primera División por la vía rápida se traduciría en fracaso. Un fiasco que también situó a Otero en el punto de mira, pues, como avisó en su presentación como secretario técnico de la Unión Deportiva, llegaba con plenos poderes para hacer y deshacer a su antojo. Ahora, con la condena de tener que pelear otra vez por conseguir un objetivo no logrado ni con uno de los equipos más potentes de la Liga, tocará remar a contracorriente.

Y ahí podría cobrar peso la cantera, otro de los puntos a resolver estos días. Jugadores como Josep Martínez y Cristian Cedrés se han ganado con serias actuaciones tener ficha con la primera plantilla. De hecho, el adiós ya anunciado el pasado martes por Nauzet Pérez abre la portería de par en par al joven cancerbero de Alzira.

Unas decisiones que marcarán el porvenir de Las Palmas y que, al mismo tiempo, podrían definir un futuro a Toni Otero en Gran Canaria. Todo está en el aire y cualquier paso en falso podría suponer un gran golpe. Los cerebros de la UD lo saben y serán meticulosos. Lo de este año no se puede repetir.