Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de abril
Djokovic destrona a Nadal como rey de París
Final

Djokovic destrona a Nadal como rey de París

El serbio remonta dos sets ante Tsitsipas para conquistar su segundo Roland Garros y su 19º Grand Slam, a solo uno del récord que comparten Federer y el manacorense

enric gardiner/afp

París

Domingo, 13 de junio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En cinco mangas, remontando dos sets adversos y después de más de cuatro horas de batalla ante el griego Stefanos Tsitsipas, el serbio Novak Djokovic se adjudicó este domingo su segundo título de Roland Garros. Lo hizo cinco años después de su primera exhibición en París y dio un paso clave para poder superar incluso los registros de Roger Federer y Rafa Nadal y convertirse en el mejor tenista de la historia si se atiende a los grandes títulos.

El número uno del mundo desacreditó a quienes le acusan de tener una cabeza menos privilegiada de lo que exige su condición y de no estar al nivel de los mejores sobre arcilla. El balcánico mostró enorme concentración y fortaleza mental, además de juego, para sobreponerse a un pésimo inicio en el que se vio superado por el ímpetu y los golpes del heleno. De menos a más, 'Nole' venció por 6-7 (6-8), 2-6, 6-3, 6-2, 6-4.

Duele no ver por decimocuarta vez a Rafa Nadal morder la Copa de los Mosqueteros, pero el de Belgado se merece sin discusión este título. A sus 34 años, uno menos que Nadal y cinco más joven que Federer, el verdugo del rey de la tierra en semifinales suma ya 19 títulos de Grand Slam, a solo uno del récord que comparten los astros de Manacor y Basilea.

Además, Djokovic se erigió en el primer tenista en la era Open (desde 1968) en ganar al menos dos títulos de cada uno de los cuatro grandes del calendario anual, y el tercero en la historia en lograrlo junto a los australianos Roy Emerson y Rod Laver.

«Los Grand Slam son los torneos más grandes y los que más me inspiran para trabajar y entrenarme al cien por cien cada día», admitió Djokovic tras recibir el trofeo de manos de dos excampeones, el sueco Björn Borg y el estadounidense Jim Courier.

Djokovic, que disputaba su sexta final en el recinto de Porte d'Auteuil y su vigesimonovena de un de Grand Slam, había ganado los tres enfrentamientos precedentes ante Tsitsipas sobre polvo de ladrillo. Además, su reciente épica semifinal ante Rafa Nadal le otorgaba un lógico favoritismo antes de saltar a la arena de la Philippe-Chartier.

«Ganar a dos grandes campeones en menos de 48 horas no era fácil ni física ni mentalmente, pero lo he logrado con mi mentalidad y mi calidad de juego», declaró Djokovic en sus primeras impresiones a pie de pista como campeón. «¿Qué más puedo decir? Es un sueño que se cumple otra vez», añadió el serbio ante la ovación de los aficionados. Y agradeció la presencia de sus padres y de su esposa, que no dejó de grabarle con el móvil desde la tribuna.

El espigado y joven tenista griego de rubia cabellera llegaba a la final en busca de convertirse en el referente de la superficie de la tierra batida, sobre la que esta temporada es el hombre del circuito con más victorias (23) y sobre la que semanas atrás conquistó el Masters 1.000 de Montecarlo.

Como ante Musetti

Y no tardó en atisbarse que el 'Djoko' que hizo morder el polvo al 13 veces campeón de Roland Garros se iba a encontrar a un rival que no estaba en la final como comparsa y que contaba con argumentos más que suficientes para aspirar a conquistar su primer grande en su primera final.

Los juegos se alternaron en el primer set hasta que el serbio rompió el servicio de su rival con 5-5. Pero el griego respondió en el siguiente juego con la misma moneda y el set se decidió en el desempate a favor de este último (6-8), aunque con más igualdad de la esperada después de que Tsitsipas mandase 5-2.

Tras un 'break' en el primer juego, el segundo set cayó más fácilmente del lado del griego. Fue entonces cuando la leyenda de 'Nole' comenzó a engrandecerse aún más; dos sets cerrados por la vía rápida 6-3 y 6-2 para el serbio obligaron a un quinto set peleado para acabar cerrando el partido con 6-4.

El serbio se convirtió asimismo en el primer hombre capaz de remontar dos sets en contra en dos ocasiones en el mismo Grand Slam para acabar ganando el torneo. Lo había conseguido también ante el italiano Lorenzo Musetti en octavos. «He tratado de dar lo mejor de mí, pero he perdido ante un gran campeón», reconoció el ateniense de 22 años, agradeciendo el apoyo del público durante las dos semanas de competición.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios