Rafa Nadal, en el Masters 1.000 de Indian Wells. / efe

Nadal, de cuatro a seis semanas de baja

El balear se perderá los torneos de Montecarlo y Barcelona por la fisura de costilla que sufrió en Indian Wells

ENRIC GARDINER

«Rafael Nadal Parera presenta, después de realizadas las pruebas pertinentes RMN y TAC, una fisura de estrés del tercer arco costal izquierdo que se produjo en el partido de semifinales el sábado en Indian Wells. El tiempo estimado para su vuelta a la actividad deportiva es de 4 a 6 semanas». Así confirmó el doctor Ángel Ruiz-Cotorro la lesión que tendrá apartado de las pistas a Nadal en las próximas semanas.

El médico de confianza del balear confirmó los peores pronósticos, que sitúan al español fuera de los torneos de Montecarlo (10 de abril) y Barcelona (18 de abril). Tendrá muy complicado llegar en óptimas condiciones al Masters 1.000 de Madrid, que comienza el 1 de mayo.

«No son buenas noticias», dijo Nadal en un comunicado. «No me esperaba esto. Estoy hundido y triste porque tras el inicio de temporada que he tenido tan bueno, llegaba a una parte muy importante del año con muy buenas sensaciones y buenos resultados. Siempre he tenido ese espíritu de lucha y superación y lo que sí haré es tener paciencia y trabajar duro tras mi recuperación. Una vez más agradecer a todos el apoyo», añadió.

El problema físico surgió en el partido de semifinales contra Carlos Alcaraz en Indian Wells, y luego fue a peor en la final contra Taylor Fritz. El desgaste del duelo contra Alcaraz, que superó las tres horas de duración, se intensificó en la final contra Fritz y mostró a un Nadal tocado y que tuvo que recibir en dos ocasiones la atención del fisioterapeuta. «Cuando intento respirar y moverme, es muy incómodo», confirmó tras caer en el partido por el título.

Se frena así la trayectoria de Nadal en este comienzo de 2022. El manacorense suma 20 triunfos y una derrota y por el camino ha conquistado los títulos de Melbourne, el Abierto de Australia y Acapulco. Es el mejor inicio de su carrera deportiva.

Objetivo Madrid o Roma

Ahora el objetivo para Nadal es, si no puede estrenarse en tierra batida en Madrid, coger ritmo en el Masters 1.000 de Roma (8 de mayo), justo antes del asalto al décimo cuarto Roland Garros en París (22 de mayo). Nadal nunca se ha presentado en la capital francesa sin victorias sobre arcilla. El año en el que menos recaudó en esta superficie antes de París fue 2020, cuando llegó con dos victorias debido a que por la pandemia solo se jugó Roma. Desde 2005, Nadal siempre ha aterrizado en París con 14 o más triunfos sobre arcilla. Su récord data de 2013, cuando conquistó 32 victorias. Será además la primera ocasión desde 2004 en la que Nadal no acuda a Montecarlo, torneo que ha ganado en once ocasiones, mientras que la última vez que se perdió el Conde de Godó fue en 2010. El balear ha ganado doce veces el torneo de Barcelona, incluyendo cuatro de las últimas cinco ediciones.

Con esta lesión, Nadal pierde la oportunidad de llegar a París como número uno del mundo. Un asalto al trono que parecía imposible hace tres meses, pero que se volvió real debido al lento inicio de Djokovic, que solo ha podido jugar un torneo, y a un Medvedev que tiene una ventaja de 1.295 puntos en la clasificación. El pobre bagaje del ruso en tierra batida, donde defiende menos de 500 puntos del año pasado, junto al amplio margen de mejora de Nadal, que hizo cuartos en Montecarlo y Madrid, semifinales en Roland Garros y títulos en Barcelona y Roma, invitaban al optimismo de que se subiese por novena vez en su carrera al trono mundial, la primera desde febrero de 2020.

Las ausencias en Montecarlo y Barcelona le harán perder 680 puntos, con lo que bajará hasta la cuarta plaza. Si tampoco compite en Madrid, perderá 180 puntos adicionales, mientras que el botín importante está en Roma y es que en la capital romana el español se embolsó la temporada pasada 1.000 puntos. En el peor de los casos, se caería de los cinco primeros puestos del ranking.