Gesto de Gabiñe Muguruza durante el partido de este miércoles. / Reuters

Muguruza rompe maldiciones y Alcaraz moldes

Con comodidad se cuelan en la siguiente ronda con triunfos ante Petkovic y Rinderknech

ENRIC GARDINER

Garbiñe Muguruza rompió este miércoles una maldición para acceder a la tercera ronda del US Open, una estancia en la que solo ha estado una vez en su carrera. Derrotó a la alemana Andrea Petkovic, ante la que había perdido sus tres enfrentamientos previos y a la que solo había conseguido arrancar dos sets. Pero esta vez, todo cambió. Muguruza vengó aquellos enfrentamientos (el último fue en 2016) con un sólido triunfo (6-4 y 6-2) que le permite pisar por segunda vez la tercera ronda en Nueva York.

La número diez del mundo se aprovechó de las condiciones para imponerse a una Petkovic que vivió tiempos mejores en el pasado, pero que ganó hace menos de un mes su primer título en seis años. Al disputarse el encuentro bajo techo, por la copiosa lluvia que caía sobre el complejo de Flushing Meadows, la velocidad favoreció al juego de Muguruza, que llegó a conectar 21 golpes ganadores, mientras que apenas reflejó 14 golpes ganadores y, sobre todo, en esa agresividad típica de la española, destacó la brillantez en la red. Se presentó en 19 ocasiones en la red y tan solo perdió cuatro puntos.

El siguiente choque será mucho más difícil para Muguruza y es que se enfrentará a toda una doble ganadora de Grand Slam como Victoria Azarenka. La bielorrusa también se metió en tercera ronda sin ceder un solo set en el torneo, al vencer a Jasmine Paolini por 6-3 y 7-6 (1), y aspira a repetir el gran resultado del año pasado, cuando disputó la final, su tercera en Nueva York tras 2012 y 2013. Este será el sexto choque entre las dos exnúmeros uno del mundo, con empate en el cara a cara. En marzo, en el torneo de Doha, debería haber roto el equilibrio, pero Azarenka no se presentó al duelo de semifinales por una lesión en la espalda.

Alcaraz sigue brillando

El murciano, que ya suma triunfos en todos los Grand Slams, rompiendo récords de precocidad de los más grandes del tenis, se coló por primera vez en su carrera en la tercera ronda del Abierto de los Estados Unidos. Inclinó al francés Arthur Rinderknech por 7-6 (6), 4-6, 6-1 y 6-4 en poco más de tres horas. Alcaraz, que está a menos de 100 puntos de meterse entre los 50 mejores del mundo, salvó tres bolas de set en el primer parcial y se repuso a la pérdida del segundo, con mucha autoridad pese a necesitar de cinco bolas de encuentro para sellar el triunfo.

El pupilo de Juan Carlos Ferrero ya espera a su rival en tercera ronda, que podría ser de mucho postín, puesto que saldrá del cruce entre Stefanos Tsitsipas, en el punto de mira por las tretas que utilizó ante Andy Murray en su debut, y el francés Adrian Mannarino.

También cerró su pase de ronda el conquense Pablo Andújar, que demostró estar viviendo a sus 35 años una segunda juventud. Venció al alemán Philipp Kolhschreiber (6-4, 6-3 y 6-1) y se queda a un paso de igualar su mejor actuación en un Grand Slam, que fue también en Nueva York en 2019. Su rival, eso sí, será el ruso Daniil Medvedev, que no tuvo problemas en imponerse a Dominik Koepfer (6-4, 6-1 y 6-2).

Los que no pudieron continuar con su sueño en Flushing Meadows fueron Pedro Martínez, que sucumbió ante Andrey Rublev (7-6 (2), 6-7 (5), 6-1 y 6-1) y Rebeka Masarova, que dio guerra a la medallista de bronce en Tokio, Elina Svitolina, pero cedió por 6-2 y 7-5.

Temas

Tenis