Djokovic celebra la victoria ante Jenson Brooksby / Reuters

Abierto de EE UU

Djokovic, a tres victorias de la gloria

El serbio se vuelve a dejar un set por el camino, pero ya está en cuartos de final

ENRIC GARDINER

A la escalera de Novak Djokovic hacia el Grand Slam le restan ya tan solo tres escalones. El serbio, que busca en Nueva York igualar el registro impoluto de Rod Laver en 1969, accedió a cuartos de final al derrotar al joven estadounidense Jenson Brooksby por 1-6, 6-3, 6-2 y 6-2. Djokovic, que en cuatro partidos se ha dejado tres sets, algo lejano a la voracidad que normalmente pone en práctica en este tipo de torneos, hizo un partido discreto en el que tuvo que remontar y en el que no se encontró demasiado cómodo. Quizás por jugar contra un talento local con el público a su favor o por la cercanía del reto histórico que le mira a la cara y al que ya falló en Tokio cuando no pudo hacerse con el oro olímpico.

El balcánico, que cedió el primer set con once errores no forzados, acabaría con la cuenta en 41, concediendo 11 bolas de roturas (contra Kei Nishikori entregó 13) y con una victoria falta de brillo, pero suficiente para meterse por décimosegunda vez en los cuartos de final, una ronda en la que nunca ha perdido. Desde que hiciera acto de presencia en ella por primera vez en 2007, el tres veces ganador del torneo siempre ha accedido a semifinales. Su rival por el puesto será el italiano Matteo Berrettini, semifinalista hace dos años. El transalpino se impuso al alemán Oscar Otte (6-4, 3-6, 6-3 y 6-2) y reeditará ante Djokovic la final del pasado Wimbledon, en la que triunfó el serbio para lograr su vigésimo Grand Slam.

También por la parte alta del cuadro avanzaron a cuartos de final Alexander Zverev, que continúa con su impresionante racha de resultados y suma ya quince triunfos consecutivos desde que debutara en Tokio. El alemán se deshizo del joven Jannik Sinner y vuelve por segundo año consecutivo a los cuartos de Nueva York, donde se verá las caras con una de las sorpresas del torneo, el sudafricano Lloyd Harris, verdugo de Nadal en Washington, que inclinó al gigante Reilly Opelka (6-7 (6), 6-4, 6-1 y 6-3).

Este miércoles se conocerán los primeros semifinalistas en el Abierto de los Estados Unidos, con especial atención al papel del español Carlos Alcaraz, que jugará alrededor de las 3:00 de la madrugada española contra el canadiense Felix Auger-Aliassime, mientras que el ruso Daniil Medvedev, segundo favorito al título, se enfrentará al holandés Botic Van den Zandschulp.

En el cuadro femenino, la británica Emma Raducanu, al igual que Alcaraz, sigue quemando etapas y a sus 18 años se coló en los cuartos gracias a una sólida victoria ante Shelby Rogers (6-1 y 6-1). Raducanu, que ha perdido cuatro juegos en total en sus últimos dos partidos, es la nueva sensación del tenis británico y buscará las semifinales contra Belinda Bencic, medalla de oro en Tokio, que apartó a Iga Swiatek (7-6 (12) y 6-3). También pasaron de ronda Karolina Pliskova, que pudo con Anastasia Pavlyuchenkova, y Maria Sakkari, que derrotó a Bianca Andreescu, campeona del torneo en 2019.